Los 76ers pasan a segunda ronda; los Lakers se complican el pase

viernes 11 de mayo de 2012 10:31 CEST
 

(Reuters) - Philadelphia 76ers llegó a la segunda ronda de los 'playoff' de la NBA por primera vez en nueve años con una victoria en el último minuto por 79-78 sobre un Chicago Bulls plagado de lesionados, mientras que las cosas se pusieron difíciles para Los Ángeles Lakers, ya que Denver Nuggets empató 3-3 su serie.

A sólo 2,2 segundos del final, Andre Igoduala mantuvo la calma y anotó dos tiros libres para los 76ers, y después bloqueó un intento de triple del escolta C.J. Watson, ganando por 4-2 la serie al mejor de siete.

Igoduala anotó 20 puntos, mientras que los escoltas Jrue Holiday y Louis Williams contribuyeron con 14 puntos cada uno en el pase de Philadelphia a las semifinales de la Conferencia Este, en las que se enfrentará a Boston o a Atlanta.

Luol Deng y Richard Hamilton aportaron 19 puntos cada uno para los Bulls, que no pudieron contar con el mejor jugador de la temporada Derrick Rose ni con Joakim Noah por lesión.

En la Conferencia Oeste, Denver Nuggets se impuso a Los Ángeles Lakers por 113-96, empatando 3-3 su playoff y demostrando que no va a ser fácil dejarles fuera de la competición.

Ty Lawson lideró a los Nuggets con 32 puntos, seguido por los 18 de Corey Brewer y los 15 puntos y 11 rebotes de Kenneth Faried.

Kobe Bryant anotó 31 puntos para los Lakers, mientras que el español Pau Gasol tuvo una floja actuación con 3 puntos y 3 rebotes.

El sábado se decidirá en Los Ángeles qué equipo pasa a las semifinales de la Conferencia Oeste.

 
Philadelphia 76ers llegó a la segunda ronda de los 'playoff' de la NBA por primera vez en nueve años con una victoria en el último minuto por 79-78 sobre un Chicago Bulls plagado de lesionados, mientras que las cosas se pusieron difíciles para Los Ángeles Lakers, ya que Denver Nuggets empató 3-3 su serie. En la imagen, los jugadoresde los Lakers Jordan Hill, Pau Gasol y Andrew Bynum en el banquillo poco antes de perder ante Denver Nuggets en Denver, el 10 de mayo de 2010. REUTERS/Rick Wilking