Simeone consigue que el Atlético vuelva a creer en la victoria

martes 8 de mayo de 2012 21:43 CEST
 

MADRID (Reuters) - Como combativo centrocampista, el ex capitán de la selección argentina Diego Simeone no daba ni esperaba cuartel y como entrenador, parece capaz de combinar la vía directa con un lado mucho más filosófico.

Simeone, que quiere ganar su primer trofeo europeo como entrenador cuando el Atlético de Madrid se enfrente a sus rivales españoles del Athletic de Bilbao el miércoles en la final de la Liga Europa, ofreció ambas caras en la víspera del encuentro.

"Una final es especial. Uno se prepara toda una vida para jugarla y a veces hay posibilidad de jugar dos, tres o muchas más. Hay que vivirla con la ilusión y el hambre de un chico que empieza y que piensa que va a ser su primera final", dijo el técnico, ataviado con el chándal del equipo y una barba de varios días, en una rueda de prensa en el estadio Nacional de Bucarest el martes.

"No hay cansancio, sólo ilusión y un montón de gente en Madrid que nos está esperando".

El técnico, de 42 años, ya cosechó el éxito como entrenador en su país con Estudiantes y River Plate, y su llegada a la capital española en diciembre ha transformado la temporada para un equipo a la sombra perpetua de sus rivales del Real Madrid.

Gran ídolo del Calderón desde que ganó el doblete de Liga y Copa del Rey como jugador en 1996, Simeone ha exigido y recibido las mismas cualidades que demostró como jugador: una inflexible ética del trabajo y una gran voluntad para ganar.

Décimos en la Liga cuando llegó al cargo, el Atlético está ahora quinto y sigue luchando por un puesto en la Liga de Campeones si en el último partido, este fin de semana, obtiene el resultado esperado. Igual de impresionante ha sido su recorrido en la Liga Europa, de la que son máximos goleadores con 30 tantos.

En el camino hacia su segunda Liga Europa en tres años sólo se interpone el Athletic de Bilbao.

"Desde que hemos llegado nos hemos encontrado con una plantilla entregada a trabajar", afirmó Simeone.   Continuación...

 
Como combativo centrocampista, el ex capitán de la selección argentina Diego Simeone no daba ni esperaba cuartel y como entrenador, parece capaz de combinar la vía directa con un lado mucho más filosófico. En la imagen, el técnico del Atlético de Madrid, Diego Simeone, dirige el último entrenamiento de su equipo antes de la final de la Liga Europa que disputarán contra el Athletic de Bilbao en el estadio Nacional de Bucarest, el 8 de mayo de 2012. REUTERS/Sergio Perez