Puyol estará seis semanas de baja y podría perderse la Eurocopa

martes 8 de mayo de 2012 18:58 CEST
 

MADRID (Reuters) - El defensa Carles Puyol se perderá probablemente la Eurocopa después de sufrir una lesión en la rodilla derecha que, según informó el martes su club, requiere una artroscopia y le apartará del deporte unas seis semanas.

El defensa central se lesionó la rodilla derecha en el partido de Liga del pasado fin de semana en casa ante el Espanyol y tendrá que ser operado el 12 de mayo, dijo el Barça en un comunicado en su web (www.fcbarcelona.com) el martes.

"El tiempo aproximado de baja será alrededor de seis semanas", dijo el Barça, añadiendo que no podrá jugar la final de la Copa del Rey contra el Athletic de Bilbao el 25 de mayo.

La pérdida de Puyol sería un revés importante para la selección campeona de Europa y del mundo, que comienza la defensa de su título continental frente a Italia el 10 de junio.

"La baja de Puyol es importantísima", dijo el seleccionador de España, Vicente Del Bosque, según citó el diario Marca en su página web (www.marca.com).

"Más allá de que trastoque o no mis planes, es un chico carismático e importantísimo, que estaba a un paso de los 100 partidos con la selección española. Es un chico muy sano y que además estaba en un gran momento. Una lástima", agregó.

El jugador de 34 años ha sido una presencia imprescindible en la defensa de la selección durante más de una década y ha jugado 99 partidos internacionales, anotando ante Alemania el gol que metió a España en la final del Mundial de Sudáfrica.

Su ausencia supondría que Sergio Ramos, del Real Madrid, forme pareja con el barcelonista Gerard Piqué en el centro de la defensa de cara a la Eurocopa de Ucrania y Polonia.

(Información de Iain Rogers; Traducido por Inmaculada Sanz)

 
El defensa Carles Puyol podría perderse la Eurocopa al conocerse el martes que sufre una lesión de rodilla que requiere cirugía artroscópica y estará seis semanas de baja, dijo el Barça. En la imagen, Puyol abraza a Iniesta el 2 de mayo de 2012 en el Camp Nou. REUTERS/Albert Gea