Ucrania: El boicot en el fútbol es una táctica de la Guerra Fría

lunes 30 de abril de 2012 17:11 CEST
 

KIEV (Reuters) - Ucrania describió el lunes las amenazas de varios países europeos de boicotear la Eurocopa de fútbol que albergará en junio como un retorno de las tácticas de la Guerra Fría, después de que varios dirigentes cancelaran sus visitas por el trato a una destacada política de la oposición.

Las relaciones entre Ucrania y la Unión Europea se han tensado por la condena a Yulia Tymoshenko el pasado octubre, en un caso que sus partidarios creen que está políticamente motivado.

Un portavoz del Gobierno alemán dijo que cualquier visita de la canciller Angela Merkel a Ucrania durante el torneo estaría vinculada con el futuro de Tymoshenko.

Anteriormente, el presidente checo, Vaclav Klaus, se unió al presidente alemán, Joachim Gauck, al cancelar su participación en una cumbre de presidentes de Europa Central en Yalta (Ucrania) el 11-12 de mayo próximo por el caso Tymoshenko.

Ucrania afronta ahora más potenciales boicots de políticos europeos durante el torneo del que será anfitrión conjuntamente con Polonia.

La comisaria de Justicia de la UE, Viviane Reding, ha instado también a Michel Platini, presidente de la UEFA, a plantear el tema de Tymoshenko a Ucrania.

Al comentar el posible boicot de Merkel, el portavoz del Ministerio de Exteriores ucraniano, Oleh Voloshin, dijo que esperaba que la información no fuera cierta.

"Me gustaría pensar que los líderes alemanes pueden recuperar métodos de la Guerra Fría y convertir el deporte en rehén de la política", dijo en una entrevista con la agencia de noticias Interfax el lunes.

Las relaciones entre Ucrania y la UE se vieron empañadas este mes por las acusaciones de que Tymoshenko estaba siendo golpeada por los guardias de la prisión en la que está encarcelada.   Continuación...

 
Ucrania describió el lunes las amenazas de varios países europeos de boicotear la Eurocopa de fútbol que albergará en junio como un retorno de las tácticas de la Guerra Fría, después de que varios dirigentes cancelaran sus visitas por el trato a una destacada política de la oposición. En la imagen, un policia junto a un modelo gigante del balón oficial de la Eurocopa el 28 de abril de 2012 en Dnipropetrovsk. REUTERS/Gleb Garanich