El Real Madrid golea y sigue líder a seis puntos del Barça

domingo 1 de abril de 2012 10:39 CEST
 

MADRID (Reuters) - El Real Madrid y el Barcelona continuaron mostrando su amplia superioridad en la Liga al ganar el sábado sin problemas sus respectivos partidos de la trigésima jornada.

El delantero argentino Gonzalo Higuaín y su compañero en el ataque Cristiano Ronaldo anotaron sendos dobletes en la goleada del Madrid por 5-1 como visitante ante el Osasuna.

Por su parte, el Barça se impuso 2-0 en casa a un cansado Athletic de Bilbao, con tantos de Andrés Iniesta y Lionel Messi.

Con sus dos goles, Ronaldo amplió a 37 su total en la liga y se coloca pichichi con un gol de ventaja sobre el argentino Messi.

A falta de ocho jornadas, el equipo que dirige José Mourinho, que esta temporada lleva anotados 100 goles en liga, lidera la tabla de posiciones con 78 puntos, seis por delante del actual campeón, el Barcelona.

El Madrid empezó a mostrar su poderío ofensivo cuando el francés Karim Benzema abrió el marcador en el minuto siete. Ronaldo aumentó el marcador en el 37, tres antes de que Higuaín anotara el primero suyo con una exquisita definición.

El Osasuna anotó su único gol gracias a Nino al comienzo del segundo tiempo, pero la primera victoria del Madrid en Pamplona desde que ganó la Liga en 2008 se completó con otro tanto de Ronaldo en el minuto 70 y uno más de Higuaín en el 77.

Por su parte, el Barcelona se enfrentó a un rival noble que se mostró luchador al comienzo, pero que se desmoronó cuando Iniesta adelantó al conjunto catalán en el minuto 40, tras un buen pase de Messi.

El astro argentino fue el encargado de sellar la victoria al anotar un penalti en el minuto 58.   Continuación...

 
El Real Madrid y el Barcelona continuaron mostrando su amplia superioridad en la Liga al ganar el sábado sin problemas sus respectivos partidos de la trigésima jornada. En la imagen, tomada el 31 de marzo de 2012, Karim Benzema, del Real Madrid, y Sergio Ramos celebran un gol ante el Osasuna durante el partido de liga en el estadio Reyno de Navarra en Pamplona. REUTERS/Vincent West