El Celta de Vigo sueña con más noches europeas a lo grande

viernes 17 de marzo de 2017 12:58 CET
 

Por Richard Martin

BARCELONA (Reuters) - La victoria el jueves 0-2 del Celta de Vigo contra los rusos del Krasnodar les ha abierto una vez más la posibilidad de alcanzar una semifinal europea y ha evocado los recuerdos de su carrera hacia los cuartos de final de la Copa de la UEFA en el cambio de siglo.

El Celta es el único equipo español que sigue disputando la competición y logró colarse en octavos sacando el máximo provecho posible del tiempo extra contra el Shakhtar Donetsk con un penalti en los minutos añadidos marcado por la estrella local Iago Aspas.

Un gol en el minuto 90 del delantero francés Claudio Beauvue dio la victoria (2-1) al Celta de Vigo ante el FC Krasnodar en el partido de ida en Vigo de octavos de final. Los gallegos viajaron 5.000 kilómetros para imponerse 0-2 en la segunda vuelta, celebrada en Rusia.

"Hoy encontramos la velocidad de nuestra gente en ataque. Fue un partido muy completo de todos. No podría destacar a nadie en particular", dijo a periodistas el entrenador del club vigués, Eduardo Berizzo, después de que los goles de Aspas y el capitán Hugo Mallo sellarán otra icónica victoria europea del Celta.

"Somos mejores cuando nos emocionamos, cuando nos late el corazón y soñamos con grandes noches. Tengo que felicitar a mis jugadores por la personalidad y la convicción en el plan".

"Creo mucho en el componente emocional de un equipo, de una persona. Somos un equipo así, de imaginar grandes noches como las de hoy."

El Celta nunca ha ganado un trofeo importante, pero ganó popularidad por toda Europa por sus tres apasionantes temporadas en la Copa de la UEFA entre 1997 y 2001, batiendo a grandes equipos europeos como el Benfica (7-0) y la Juventus (4-0), así como al Liverpool.

Sin embargo, el club gallego siempre fue eliminado del campeonato en los cuartos de final, contra el Marsella en 1999, el Lens en 2000 y el Barcelona en 2001.

"Ojalá podamos seguir viviendo noches como esta", añadió Berizzo, antiguo defensa del Celta que formó parte de la plantilla derrotada ante el Barça. "Ahora el sueño es continuar".

"Hoy disfrutaremos de una noche para recordar y mañana cuando nos levantemos comenzaremos a imaginar un nuevo triunfo. Ojalá el domingo seamos el mismo equipo que fuimos hoy".

 
La victoria el jueves 0-2 del Celta de Vigo contra los rusos del Krasnodar les ha abierto una vez más la posibilidad de alcanzar una semifinal europea y ha evocado los recuerdos de su carrera hacia los cuartos de final de la Copa de la UEFA en el cambio de siglo. En la imagen, el jugador del Celta Iago Aspas celebra un gol con el entrenador de los vigueses, Eduardo Berizzo, durante el partido en Krasnodar, Rusia. 16 de marzo de 2017. REUTERS/Maxim Shemetov