Infantino minimiza preocupaciones por violencia en Mundial de Rusia

jueves 16 de febrero de 2017 15:11 CET
 

DOHA (Reuters) - El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, restó importancia el jueves a las preocupaciones respecto a posibles brotes de violencia en el Mundial que se celebrará en 2018 en Rusia, a pesar de varios altercados en los que estuvieron implicados aficionados rusos durante la Eurocopa de 2016 en Francia.

"No estoy preocupado por dificultades y violencia en 2018. Tengo confianza plena en las autoridades rusas, se están tomando muy seriamente este asunto", dijo en Doha.

Más de 100 aficionados ingleses resultaron heridos a raíz de unos enfrentamientos con aficionados rusos en Marsella antes del partido de sus selecciones en el Campeonato Europeo de 2016, provocando que la UEFA amenazase al equipo con la expulsión del campeonato.

Se teme que haya más problemas en el torneo del año próximo. Sin embargo, Infantino que los organizadores ya estaban poniendo en marcha planes para contener el vandalismo.

"Han estado en contacto con la UEFA y los organizadores franceses para extraer lecciones de lo ocurrido en Francia y todas las partes están tomando este asunto con la mayor seriedad posible", dijo.

"Como parte de esto, el Gobierno ruso ha puesto en marcha un sistema de identificación personal que nos ayudará con cualquier problema potencial. Tenemos que ser precavidos a la hora de alimentar rumores sobre vándalos".

Infantino hizo estas declaraciones antes de la proyección, previsiblemente la noche del jueves, de un documental de la cadena británica BBC que afirma haber hablado con algunos de los vándalos involucrados en los disturbios de 2016.

El presidente del organismo también reafirmó que espera poder utilizar videoárbitros en el campeonato.

"La propuesta está sobre la mesa y se trata de utilizar la tecnología de vídeo para ayudar a los árbitros. Tengo muchas esperanzad de que podamos tener para el Mundial de 2018 un sistema de vídeo que ayude a los árbitros a tomar las decisiones correctas", dijo.   Continuación...

 
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, restó importancia el jueves a las preocupaciones respecto a posibles brotes de violencia en el Mundial que se celebrará en 2018 en Rusia, a pesar de varios altercados en los que estuvieron implicados aficionados rusos durante la Eurocopa de 2016 en Francia. En la imagen, Infantino durante un encuentro con los medios en Doha, el 16 de febrero de 2017. REUTERS/Naseem Zeitoon