27 de septiembre de 2016 / 17:31 / en un año

Clinton acorrala a Trump en un acalorado primer debate presidencial en EEUU

Por Steve Holland y John Whitesides

HEMPSTEAD, EEUU, 27 sep (Reuters) - La candidata demócrata Hillary Clinton fue considerada como la ganadora del primer debate en la carrera por la presidencia de Estados Unidos contra el republicano Donald Trump, quien tras verse arrinconado por la exsecretaria de Estado prometió ser más duro con sus críticas en el próximo encuentro cara a cara.

Un sondeo inmediato de CNN/ORC dijo que el 62 por ciento de los encuestados consideró que Clinton ganó el debate y el 27 por ciento pensó que Trump fue el vencedor.

Clinton estaba bajo presión para realizar una buena actuación tras sufrir una neumonía y una caída en los sondeos de opinión, y sus largos días de preparación parecieron rendir frutos en su primer choque de 90 minutos contra Trump.

En la mañana del martes, Trump lo denominó como “el debate de los debates” y prometió ser más duro con Clinton en su próximo encuentro el 9 de octubre.

“Puede que la golpee con más dureza en algunos asuntos”, dijo Trump en una entrevista telefónica con “Fox & Friends”. Asimismo, dejó claro que se reservó algunos ataques al no hablar de los escándalos sexuales del expresidente Bill Clinton porque entre el público estaba la hija de la pareja, Chelsea.

Trump también se quejó de que en la noche del lunes no se abordaron asuntos controvertidos del tiempo en que Clinton fue secretaria de Estado, como la utilización de una cuenta privada para enviar correos electrónicos gubernamentales, el ataque mortal al consulado de Bengasi, Libia, o la Fundación Clinton.

El republicano, una exestrella de la televisión que evitó ensayar mucho el debate, se mostró asertivo y centrado al principio, interrumpiendo repetidas veces a Clinton. No obstante, según avanzó la noche, se volvió más irritado e indisciplinado frente al público presente en la Universidad de Hofstra, y a una audiencia televisiva que podría haber superado el récord de 100 millones de personas.

La exsenadora de 68 años acusó a Trump de racismo, sexismo y evasión fiscal, poniéndolo a la defensiva en un acalorado debate con duros insultos.

Trump, un magnate inmobiliario de 70 años que se postula por primera vez a un cargo público, reiteró los argumentos que utiliza en sus actos de campaña diciendo que los largos años de servicio de Clinton representan una “mala experiencia” con pocos resultados y que ella carece de la resistencia para servir como comandante en jefe.

Clinton respondió: “Cuando él viaje a 112 países y negocie un acuerdo de paz, un alto el fuego, la liberación de disidentes (...) o incluso pase 11 horas testificando frente a una comisión del Congreso, puede venir a hablarme sobre la resistencia”.

El jefe de campaña de Clinton, Robby Mook, dijo en CNN el martes que Trump quería alejar el debate de temas políticos porque sabe que la exsecretaria de Estado está mejor preparada para discutirlos.

En una señal de que los inversores también vieron a Clinton como la ganadora, las bolsas de Asia se recuperaron tras los nervios iniciales y el peso mexicano repuntaba el martes. Sus posibilidades de ganar el 8 de noviembre también mejoraron en las casas de apuestas por internet.

DECLARACIONES DE IMPUESTOS E INSULTOS A LAS MUJERES

En uno de los intercambios más acalorados de la noche, Clinton acusó a Trump de extender una “mentira racista” al sugerir que Obama, el primer mandatario afroamericano del país, no nació en Estados Unidos. Obama, nacido en Hawái, hizo público un certificado de nacimiento detallado en el 2011 para poner fin a la polémica, pero recién este mes Trump dijo públicamente que creía que Obama nació en Estados Unidos.

“Él (Trump) realmente comenzó su actividad política basada en esta mentira racista de que nuestro primer presidente negro no era un ciudadano estadounidense. No había absolutamente ninguna evidencia de ello. Pero persistió. Persistió año tras año”, dijo Clinton.

Clinton también puso contra las cuerdas a Trump al afirmar que se niega a divulgar sus declaraciones impositivas para evitar mostrar a sus compatriotas que apenas pagó impuestos federales o que no es tan rico como dice. “Debe ser algo muy importante, incluso terrible, lo que intenta esconder”, señaló.

Trump contraatacó, afirmando que para un empresario es importante pagar pocos impuestos. “Eso me hace inteligente”, dijo. “Tengo enormes ingresos”, agregó, indicando que ya es hora de que el país sea dirigido por alguien que sepa algo sobre dinero. Precisó que hará públicos sus documentos fiscales tras una auditoría gubernamental.

Clinton, la primera candidata presidencial por uno de los principales partidos políticos de Estados Unidos, pareció molestar a Trump cuando se refirió a la manera en que el magnate ha insultado a las mujeres. Trump dijo el martes que algunas de las preguntas del moderador Lester Holt fueron injustas. (Información adicional de Amanda Becker, Ginger Gibson, Luciana Lopez, Roberta Rampton, Emily Stephenson, Alana Wise; Escrito por Steve Holland y Jeff Mason. Editado en español por Carlos Aliaga/Carlos Serrano/Patricia Avila)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below