China y el brexit amenazan el crecimiento económico mundial, dice el BCE

jueves 22 de septiembre de 2016 11:46 CEST
 

FRÁNCFORT, 22 sep (Reuters) - El crecimiento económico mundial podría acelerarse el próximo año, pero esta perspectiva podría verse amenazada particularmente por las economías emergentes como China y por la decisión de Reino Unido de abandonar la UE, dijo el jueves el Banco Central Europeo.

El crecimiento global continuará pero la recuperación será gradual y desigual, cargada de incertidumbre, incluso cuando se espera que Estados Unidos, la mayor economía del mundo, se recupere, dijo el BCE en su boletín económico.

"Un riesgo clave es una mayor desaceleración en mercados emergentes, incluido China", dijo.

"Un endurecimiento de las condiciones financieras y un incremento de la incertidumbre política podría exacerbar los desequilibrios macroeconómicos existentes, disminuyendo la confianza y resultando en una fuerte e inesperada ralentización".

El boletín fue ampliamente consistente con las proyecciones presentadas en la reunión de septiembre del BCE.

"La incertidumbre política que rodea la transición económica en China podría llevar a un incremento de la volatilidad financiera global", dijo el BCE.

"El énfasis continuado en reequilibrar la economía, incluidas las reducciones de la sobrecapacidad de algunas industrias pesadas y las acciones para lidiar con los préstamos morosos, se espera que resulte en una bajada del camino del crecimiento económico", añadió.

Aunque el brexit hasta ahora ha tenido un impacto limitado y algunos analistas han revisado sus previsiones pesimistas, el BCE advirtió que lo peor podría no haber acabado.

"Las implicaciones económicas de la salida de Reino Unido de la Unión Europea podrían ser peores de lo esperado, incrementando la incertidumbre y afectando negativamente al comercio, la confianza empresarial y la inversión", dijo.

Aunque la acomodación monetaria y fiscal podría apoyar a la economía británica, se espera que la incertidumbre institucional y política que rodea a las negociaciones lastre la demanda doméstica, particularmente la inversión, incluso si el impacto a corto plazo ha sido modesto, dijo el banco central. (Información de Balazs Koranyi; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)