La UE examinará el papel de la excomisaria Kroes en una sociedad de Bahamas

jueves 22 de septiembre de 2016 11:21 CEST
 

BRUSELAS, 22 sep (Reuters) - La Comisión Europea dijo el jueves que estaban examinado si tomar acciones contra la excomisaria europea Neelie Kroes al no haber declarado ser directora de una firma "offshore" en Bahamas.

Kroes, que fue comisaria de Competencia y supervisó los asuntos digitales bajo el mandato del expresidente Jose Manuel Barroso durante una década hasta 2014, confirmó a diarios que publicaron una filtración de documentos de Bahamas que debería haber declarado su interés en la compañía.

Una portavoz de la Comisión dijo: "La señora Kroes ahora nos ha informado y analizaremos y comprobaremos la información antes de hacer comentarios".

Responsables de la UE dijeron que no haber declarado su papel de directora en la sociedad era una violación de las reglas de la UE.

La revelación llega en un momento incómodo para la Comisión, que está luchando por recuperar la confianza pública tras la votación británica a favor de salir de la UE. Frente a un incremento de los partidos nacionalistas y antiausteridad, también lucha por cambiar la impresión de que es demasiado cercana a las grandes empresas.

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ya ha dejado clara la irritación que siente con su predecesor por aceptar un trabajo en el banco estadounidense Goldman Sachs este verano.

Kroes también fue criticada por la Comisión a principios de mes después de que públicamente cuestionara la decisión de la actual comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, de exigir a Apple la devolución de 13.000 millones de euros en impuestos a Irlanda.

Un portavoz de la Comisión reaccionó indicando que la excomisaria holandesa ahora tiene un puesto en la compañía de transporte estadounidense Uber, a la que había apoyado públicamente durante su mandato como comisaria de Teconología en sus batallas legales con las organizaciones de taxistas en Europa. (Información de Alastair Macdonald; @macdonaldrtr; Editado por Francesco Guarascio y Hugh Lawson; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)