ACTUALIZA 1-España coloca 3.000 millones de euros en Letras a tipos históricos

martes 20 de septiembre de 2016 11:42 CEST
 

(Añade detalles sobre mejor registro histórico y situación en mercados deuda)

MADRID, 20 sep (Reuters) - El Tesoro español colocó el martes Letras por importe de 3.010 millones de euros, en línea con la cifra prevista y a los tipos más bajos de la historia en las dos referencias ofrecidas.

El Tesoro había situado el lunes el objetivo de colocación en unos 3.000 millones de euros, el punto medio entre 2.500 y 3.500 millones de euros.

En títulos a 3 meses, el Tesoro colocó 400 millones de euros frente a peticiones por 2.971 millones, con un tipo marginal del -0,421 por ciento, frente al -0,346 por ciento de la emisión anterior al mismo plazo (23 de agosto).

En Letras a 9 meses se adjudicaron 2.610 millones de euros frente a peticiones por 6.190 millones, con un tipo marginal del -0,269 por ciento, frente al -0,256 por ciento de la emisión anterior al mismo plazo (23 de agosto).

Tras la subasta, la prima de riesgo española, medida por el diferencial entre el rendimiento de la deuda español a 10 años frente al equivalente alemán , se mantenía en torno a los 101 puntos básicos, nivel similar al de la tarde del lunes.

En el mercado de deuda la atención está en las reuniones de los órganos de decisión de la Reserva Federal de EEUU, que podría dar señales sobre un próximo encarecimiento de los préstamos, y el Banco de Japón, que podría convertir los tipos de interés negativos en el centro de su política monetaria.

La referencia nipona está causando volatilidad en los mercados, ya que de materializarse, la decisión sobre los tipos pondría en alerta a los inversores sobre la escasa munición que les queda a los bancos centrales de todo el mundo y la necesidad de centrarse en evitar la deflación ante el fracaso de la impresión masiva de dinero para incrementar la inflación.

El martes las rentabilidades de la deuda a largo plazo de la eurozona caían pues las medidas que anuncie el Banco de Japón podrían empujar a los inversores fuera del país asiático en busca de bonos más atractivos en Estados Unidos y Europa. (Información de Tomás Cobos; editado por Robert Hetz)