Dinero, bloqueos y drama: las batallas de Oliver Stone por 'Snowden'

domingo 18 de septiembre de 2016 10:45 CEST
 

Por Piya Sinha-Roy
    LOS ÁNGELES, 18 sep (Reuters) - Desde presidentes a asesinos
en serie, el oscarizado director  Oliver Stone no ha evitado
explorar personajes controvertidos, pero inicialmente rechazó un
proyecto sobre el exagente de la NSA Edward Snowden cuando
recibió el encargo. 
    "No quería hacerlo, no estaba buscando problemas", dijo
Stone a Reuters.
    Pero el cineasta de 70 años, conocido por películas como 
"JFK," "Asesinos natos" y "Wall Street", dijo que cambió de
opinión tras entrevistarse con Snowden en Rusia.
    "Aunque me preocupaba que siguiera siendo aburrido y
tedioso, lo vi como un thriller dramático. Sentía que no
conseguiría audiencia si hacía una película de estilo
documental", dijo Stone.
    "Snowden", que se estrena este fin de semana, sigue el viaje
 de Snowden desde un conservador agente de la CIA a un
desilusionado agente de la NSA, que abandonó Estados Unidos en
2013 y expuso la vigilancia masiva a personas comunes que
desarrollaba el Gobierno.
    Ahora vive en Rusia y es reclamado por el Gobierno de
Estados Unidos por cargos de espionaje. Amnistía Internacional y
otros dos grupos defensores de los derechos huamnos han lanzado
esta semana una campaña para que se le perdone. 
    Stone y Snowden se vieron varias veces en Rusia y acordaron
que la película iba a ser un drama. Entonces, el proyecto se
topó con un escollo cuando Stone fue a pedir financiación a los
estudios. El director no quiso revelar con qué estudios se puso
en contacto.
    "Vivimos en eses clima... definitivamente creo que es
autocensura", dijo Stone.
    "No creo que la NSA llamara a nadie y dijera: 'no hagan
eso', ¿Quién sabe? Pero la verdad es ... o te unes al club o
estás excluido". 
    Eventualmente, Open Road Films, una joint venture de las
cadenas de cines Regal Entertainment Group y AMC
Entertainment propiedad de Dalian Wanda, que
distribuyó el drama ganador del Oscar el año pasado "Spotlight"
intervino para confinanciar "Snowden", aportando unos 40
millones de dólares. 
    La película, protagonizada por Joseph Gordon-Levitt como
Snowden y Shailene Woodley como su novia Lindsay Mills, se rodó
principalmente en Europa. Alemania dio subsidios a la producción
y suplantó a la Maryland, donde Snowden creció.
    Luego está el asunto de hacer que una historia sobre códigos
informáticos y programadores enganchara al público.
    "No tienes violencia, no tienes persecuciones, no tienes
armas. Tienes que realmente entender, tratar de entender el
mundo y hacer que sea emocionante", dijo Stone.

 (Información de Piya Sinha-Roy; Traducido por Emma Pinedo)