Lula dice que acusaciones de corrupción buscan evitar que sea presidente

viernes 16 de septiembre de 2016 08:14 CEST
 

Por Natalia Scalzaretto

SAO PAULO, 15 sep (Reuters) - El ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva rechazó el jueves las acusaciones de corrupción en su contra y las describió como una invención fraguada para impedirle volver a postularse a la presidencia de Brasil dentro de dos años.

Lula, quien es aún el político más popular de Brasil pese a que su Partido de los Trabajadores (PT) está inmerso en el escándalo de corrupción de Petrobras, lloró y se rió en sus comentarios públicos para deplorar los cargos, que podrían llevar a su arresto y poner fin a su carrera política.

"Prueben que he cometido un solo acto de corrupción e iré hasta la comisaría y me entregaré", dijo Lula, en su primera aparición pública desde que fue formalmente acusado el miércoles.

Los fiscales brasileños acusaron al expresidente de corrupción y blanqueo de dinero por supuestamente aceptar sobornos de firmas de construcción involucradas en un extendido esquema de favores políticos originadas en Petrobras, la gigante compañía gestionada por el Estado.

Lula sollozó cuando recordó su infancia en la pobreza para pasar a convertirse en un líder sindical y fundar uno de los partidos de izquierda más importantes de Latinoamérica, con el que fue elegido el primer presidente de clase trabajadora de Brasil.

El ex mandatario de 70 años es considerado un héroe por muchos brasileños tras su gestión entre 2003 y 2010 en la que más de 30 millones de personas lograron salir de la pobreza.

Lula dijo que colaboraría con los fiscales porque no ha cometido delito alguno y pidió respeto para su esposa, quien también fue acusada en un caso que involucra un lujoso departamento en la localidad costera de Guarujá que según fiscales fue entregado al expresidente como soborno por la compañía de construcción OAS.

El líder de izquierda no ha descartado presentarse a las elecciones presidenciales de 2018. Los sondeos indican que derrotaría a otros candidatos en primera vuelta pero que perdería en el balotaje. Sin embargo, una condena criminal le prohibiría presentarse a un comicio por ocho años. (Información de Anthony Boadle. Editado en español por Marion Giraldo)