Reino Unido aprueba proyecto nuclear y destensa relaciones con Francia y China

jueves 15 de septiembre de 2016 12:11 CEST
 

Por Kate Holton y Elizabeth Piper

LONDRES, 15 sep (Reuters) - Reino Unido aprobó el jueves la construcción de una planta de energía nuclear de 24.000 millones de dólares, poniendo fin a semanas de incertidumbre que tensaron las relaciones con China y Francia y generaron dudas sobre la política de inversión de la primera ministra Theresa May.

En un comunicado, el Gobierno británico dijo que decidió seguir adelante con el proyecto Hinkley Point C en el suroeste de Inglaterra tras de una revisión exhaustiva, pero dejó en claro que Londres tendrá un mayor control sobre futuros acuerdos cuando estados extranjeros se involucren en la compra de participaciones en "infraestructura crítica".

May sorprendió a los inversores en julio al poner en pausa la aprobación de Hinkley horas antes de la firma de un acuerdo.

La primera ministra dijo que necesitaba tiempo para evaluar el proyecto en virtud del cual la eléctrica francesa EDF construiría el primer reactor nuclear nuevo de Reino Unido en décadas, apoyado por 8.000 millones de dólares en efectivo de China.

"Habiendo revisado a fondo la propuesta de Hinkley Point C, vamos a introducir una serie de medidas para mejorar la seguridad y garantizar que Hinkley no pueda cambiar de manos sin la aprobación del Gobierno", dijo Greg Clark, secretario de Estado para Negocios y Energía, en un comunicado.

"En consecuencia, hemos decidido proceder con la primera central nuclear nueva en una generación", agregó.

Según el comunicado, el gobierno podría detener la venta de la participación mayoritaria de EDF antes de su finalización, sin notificación y acuerdo previos de los ministros.

Los críticos del acuerdo esperaban que Reino Unido intentara renegociar el precio, que según ellos fue demasiado alto antes de que los precios del petróleo cayesen, arrastrando a la baja los costes de la energía.   Continuación...