REENVÍO-Samsung pide a los usuarios del Galaxy Note 7 que lo apaguen y lo devuelvan

sábado 10 de septiembre de 2016 17:42 CEST
 

(Corrige error tipográfico en primer párrafo)

Por Se Young Lee y Jeffrey Dastin

MADRID, 10 sep (Reuters) - Samsung Electronics Co Ltd instó el sábado a los usuarios de su Galaxy Note 7 que entreguen sus dispositivos tan pronto como sea posible como parte de una operación destinada a limitar los daños causados por los aparatos, que pueden incendiarse.

El mayor fabricante de "smartphones" del mundo dijo la semana pasa que cambiaría todos los Note 7 en 10 mercados incluyendo a Corea del Sur y Estados Unidos, un revés costoso para una empresa que contaba con reforzar sus ingresos con el teléfono en un momento en el que competidores como Apple Inc lanzan nuevos móviles.

Las denuncias de que baterías de teléfonos han entrado en combustión mientras se cargaban o durante el uso normal llevaron a las autoridades estadounidenses a la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo estadounidense a dejar de utilizar el aparato.

Las autoridades de aviación y aerolíneas de todo el mundo también han emitido prohibiciones o pautas que impiden que los pasajeros enciendan o carguen el teléfono dentro de los aviones.

"Estamos pidiendo a los usuarios que apaguen sus Galaxy Note 7 y los cambien tan pronto como sea posible", dijo en un comunicado Koh Dong-jin, director del negocio de móviles de Samsung.

Para Samsung la escala de esta revisión no tiene precedentes y supone un duro golpe a su reputación.

Unos 2,5 millones de estos dispositivos que se han vendido en todo el mundo necesitan ser retirados del mercado, según la empresa, y algunos analistas dicen que la retirada podría costar a Samsung casi 5.000 millones de dólares en ingresos perdidos este año.

La empresa coreana está ofreciendo canjear todos los Galaxy Note 7 afectados por un móvil con una batería segura.

Samsung ha dicho que en algunos mercados como Corea del Sur y Estados Unidos habrá disnibles Note 7 seguros para realizar el canje. (traducido por Tomás Cobos)