Apple monta el escenario para el iPhone 7, pero muchos ya esperan al 8

miércoles 7 de septiembre de 2016 09:01 CEST
 

Por Julia Love

SAN FRANCISCO, 7 sep (Reuters) - Se espera que el iPhone 7 se presente mundialmente este miércoles, pero numerosos consumidores e inversores ya están fijando su mirada en una versión posterior del popular teléfono inteligente de Apple en 2017, con la esperanza de avances más significativos.

En su lanzamiento anual de productos en San Francisco el miércoles, analistas y blogueros esperan que la mayor cotizada mundial desvele un iPhone sin conector para auriculares que allanaría el camino a los auriculares inalámbricos, un botón de inicio sensible al tacto que vibra, cámaras de doble lente en el modelo "Plus" y otras mejoras graduales.

Generalmente Apple da a su principal producto, que contribuye con la mitad de los ingresos de la tecnológica, un gran cambio de imagen cada dos años y el último rediseño importante fue el iPhone 6, en 2014. Los modestos cambios sugieren que este ciclo será esta vez de tres años.

"Parece que parte de la razón por la que están manteniendo el mismo diseño este año es que hay cambios más grandes en los que están trabajando para el año que viene", dijo el analista de Jackdaw Research, Jan Dawson.

Las ventas del iPhone cayeron en dos trimestres consecutivos este año, los primeros descensos en la historia del dispositivo. Apple podría conseguir incrementos de un sólo dígito en las ventas del iPhone 7, dijo Dawson.

Sin embargo, algunos portales de tecnología de consumo están aconsejando a sus usuarios que se abstengan de actualizar su teléfono hasta la versión del año que viene, que marcará el décimo aniversario del iPhone.

Los analistas dicen que el iPhone 8 podría presentar una pantalla más amplia que se extendería de un borde del dispositivo al otro, y un botón de inicio integrado en la pantalla.

Los analistas predicen que el Apple Watch será el segundo protagonista del evento de hoy. Se espera que Apple renueve este "wearable" con un procesador más rápido y un chip GPS que permita a los usuarios registrar carreras y otros ejercicios sin sus teléfonos. La mayoría de los analistas creen que las ventas de reloj de Apple -que la compañía no ha revelado- aún no han justificado la ostentación.

Con un precio a partir de los 299 dólares, muy por encima de muchos otros dispositivos de su segmento, el cambio más significativo que de Apple puede hacer es rebajar los precios, dijo Ben Bajarin, analista de Creative Strategies.

"Esta categoría es muy sensible al precio", dijo. (Traducción de Jose Elías Rodríguez)