Banqueros centrales se preparan para un "mundo nuevo" mientras la Fed se apresta a subir tipos

lunes 29 de agosto de 2016 08:36 CEST
 

Por Jason Lange y Ann Saphir

JACKSON HOLE, EEUU, 29 ago (Reuters) - Las autoridades de la Reserva Federal están avisando que podrían subir pronto el tipo de interés de referencia de Estados Unidos, pero también están considerando las nuevas herramientas que podrían necesitar para enfrentar una próxima recesión.

La solidez del mercado laboral en Estados Unidos "ha fortalecido" los argumentos para la primera alza de tipos de interés desde diciembre, dijo la presidenta de la Fed, Janet Yellen, a una audiencia de banqueros centrales en Jackson Hole, en el estado de Wyoming. Y varios de sus colegas dijeron que la decisión podría tomarse incluso el próximo mes si la economía va bien.

Se espera que las alzas sean menos y más distanciadas porque el banco central estadounidense está intentando que su deseo de estimular el crecimiento no genere un sobrecalentamiento de la economía.

No obstante, los funcionarios de la Fed dijeron, en la conferencia de tres días que terminó el sábado, que también necesitan considerar nuevas herramientas de política monetaria, como subir los objetivos de inflación o incluso la compra de activos no gubernamentales, como la deuda de empresas.

Algunas de las ideas probarán los límites de la viabilidad política y otras necesitan la aprobación del Congreso. La percepción en la Fed es que se necesitaría trabajo para convencer a un público ya escéptico tras las políticas no convencionales que el banco usó durante la más reciente crisis.

Los responsables de la política monetaria creen que las nuevas herramientas pueden ser necesarias en una época de un crecimiento económico más lento y de una enorme cantidad de activos atesorados por la Fed. Y consideran que el momento para una revisión es ahora, cuando los tipos vayan a subir.

"La actividad de banca central está entrando en un mundo nuevo y desafiante", dijo el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, en una entrevista durante la reunión.

En el meollo del debate están los 4,5 billones de dólares del balance del banco central, que se multiplicó con las compras de bonos para combatir la recesión de 2007 a 2009 y que muchos legisladores han criticado.   Continuación...