Exportaciones de Japón caen al mayor ritmo desde la crisis por apreciación del yen

jueves 18 de agosto de 2016 09:26 CEST
 

Por Stanley White
    TOKIO, 18 ago (Reuters) - Las exportaciones de Japón cayeron
en julio a su mayor ritmo desde la crisis financiera global,
debido a que la apreciación del yen y la debilidad de las
economías internacionales presionó a los envíos al exterior, en
una advertencia de que Tokio no puede depender de ellas para
impulsar al crecimiento.
    La caída de las exportaciones de un 14,0 por ciento
interanual estuvo en línea con la mediana de las estimaciones de
un sondeo de Reuters a economistas y fue la mayor desde octubre
del 2009.
    Economistas dicen que existen crecientes riesgos de que la
debilidad de las exportaciones persista, debido que hay pocas
señales de una disminución de las incertidumbres económicas
globales, lo que podría minar los esfuerzos de los funcionarios
japoneses por reactivar a la economía.
    Las exportaciones en julio cayeron debido a un menor envío
de vehículos a Estados Unidos, de embarcaciones a Centroamérica
y de acero a Italia, mostraron los datos.
    Los envíos a China, el mayor socio comercial de Japón,
cayeron un 12,7 por ciento interanual en julio, extendiendo la
baja de un 10,0 por ciento vista en junio.
    Las exportaciones destinadas a Estados Unidos descendieron
un 11,8 por ciento interanual, frente al retroceso de un 6,5 por
ciento del mes anterior.
    El yen se ha apreciado cerca de un 20 por ciento frente al
dólar en lo que va del año y nuevas alzas mermarían las
ganancias de los exportadores y aumentarían las presiones
deflacionarias al reducir el precio de las importaciones.
    El Banco de Japón realizará una "revisión detallada" de su
alivio cuantitativo y de su política de tipos de interés
negativos en su reunión del próximo mes, después de que ha
aplazado en varias oportunidades el momento previsto para
alcanzar su meta de inflación de un 2 por ciento.
    Algunos economistas dicen que el BOJ podría utilizar la
revisión para adoptar una política monetaria más expansiva, lo
que podría debilitar al yen si los rendimientos de los bonos
caen más.

 (Reporte de Stanley White; Editado en Español por Ricardo
Figueroa)