El banco RBS aún no ve luz al final del túnel

viernes 5 de agosto de 2016 16:23 CEST
 

Por Andrew MacAskill y Sinead Cruise

LONDRES, 5 ago (Reuters) - El grupo financiero Royal Bank of Scotland no es capaz de despedirse de los números rojos. La entidad dijo el viernes que las pérdidas netas en el primer semestre sumaron 2.050 millones de libras frente a un saldo negativo de 179 millones hace un año.

La entidad, involucrada en varios escándalos, atribuyó el aumento de las pérdidas a nuevas provisiones relacionadas con indemnizaciones de clientes y costes de reestructuración.

En la Bolsa de Londres, las acciones del banco perdían hasta un 8 por ciento en la sesión vespertina.

La entidad, con sede en Edimburgo, tuvo que ser rescatada por el Estado británico con 45.500 millones de libras como consecuencia de la crisis financiera y no fue capaz de presentar resultados positivos desde 2007.

El banco dijo el viernes que el reciente voto antieuropeo en el referéndum británico ha producido incertidumbre y le está afectando en su mercado clave.

Para evitar una eventual recesión, el Banco de Inglaterra anunció el jueves una nueva rebaja de los tipos de interés y un programa de compras de bonos.

El nuevo máximo responsable de RBS, Ross McEwan, ya dijo que quiere implementar una reestructuración radical en su banco.

Entre sus planes figuran la venta de activos, el recorte de la plantilla y la resolución de varios litigios con ayuda de procesos de arbitraje. Por este motivo, seguirán siendo necesarias significativas provisiones extraordinarias en 2016, superiores a los 1.000 millones de libras.   Continuación...