Tribunal Constitucional español anula apoyo parlamentario catalán a secesión

lunes 1 de agosto de 2016 14:55 CEST
 

MADRID, 1 ago (Reuters) - El Pleno del Tribunal Constitucional español decidió el lunes suspender la decisión del Parlamento de Cataluña con la que apoyaba seguir adelante con el proceso secesionista catalán, advirtiendo a los altos cargos catalanes sobre los castigos que afrontarían si contravienen sus resoluciones.

La decisión unánime de los 11 magistrados del Pleno se produce tras un recurso del Gobierno central en funciones del conservador Partido Popular en el que considera que el apoyo del Parlament al proceso constituyente la semana pasada vulnera una sentencia previa de la máxima instancia constitucional española.

La mera admisión a trámite del recurso - denominado incidente de ejecución de sentencia - supone la suspensión de la decisión de la Cámara catalana y da un plazo de cinco meses al tribunal para entrar en el fondo de la cuestión y ratificar o no la anulación.

El Ejecutivo español también pidió al Constitucional que investigue si la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, cometió un delito cuando permitió votar en la Cámara la resolución y pidió a otros altos cargos, incluido el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que no actúen en contra de las decisiones del Constitucional.

En su resolución del lunes, el tribunal advirtió a los altos cargos catalanes, a los que enviará una notificación personal, de que deben respetar la suspensión acordada, "apercibiéndoles de las eventuales responsabilidades, incluida la penal, en las que pudieran incurrir".

Según la legislación española, el tribunal puede acordar la suspensión de funciones de autoridades o cargos públicos si aprecia incumplimiento de sus resoluciones, así como iniciar los trámites para exigir responsabilidades penales.

El Tribunal Constitucional ya ha frenado varias iniciativas soberanistas provenientes de Cataluña, incluido un referéndum sobre la independencia hace dos años.

El recrudecimiento del desafío independentista se produce en un momento de incertidumbre sobre la gobernabilidad en la región y en el conjunto de España, tras unas segundas elecciones generales que ganó sin mayoría absoluta el conservador PP, que se está encontrando con muchas dificultades para lograr apoyos a la formación de gobierno. (Información de Rodrigo de Miguel, editado por Carlos Ruano)