27 de julio de 2016 / 13:02 / en un año

ACTUALIZA 1-Parlamento catalán vota seguir con el proceso secesionista

(reescribe información para añadir votación sobre proceso constituyente)

MADRID, 27 jul (Reuters) - El parlamento catalán votó este miércoles continuar trabajando en la senda independentista, en desafío a un dictamen del Tribunal Constitucional, en un momento de incertidumbre sobre la gobernabilidad en la región y en el conjunto de España.

En la votación, las fuerzas independentistas de JxSí y CUP votaron a favor de las conclusiones de una comisión de estudio que apuestan por impulsar un proceso constituyente en Cataluña pese a que el Tribunal Constitucional advirtió en contra de esta iniciativa hace escasos días.

La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, compareció en el Congreso para condenar el paso del Parlament, que calificó de “muy grave”, y dijo que el Consejo de Ministros elevará este viernes la cuestión al Tribunal Constitucional.

Este nuevo episodio de tensión se produce tras unas segundas elecciones en España que ganó sin mayoría absoluta un PP que se está encontrando con muchas dificultades para lograr apoyos a la formación de gobierno mientras Cataluña se encamina a una moción de confianza de su presidente debido a las grietas de la alianza temporal de fuerzas soberanistas en el Parlament.

El presidente del gobierno catalán anunció este mismo miércoles que el 28 de septiembre tendrá lugar la moción de confianza a la que se va a someter al no contar con el apoyo de su socio parlamentario, la formación antiausteridad CUP, para aprobar los presupuestos.

En un tuit, el gobierno catalán dijo que la votación “permitirá comprobar si el Parlament ratifica o retira un apoyo indispensable para que el Govern lleve al país a las puertas independencia”.

La moción catalana añade incertidumbre a la actual legislatura en la región, que se puso en marcha a principios de año gracias al objetivo común de la independencia con la unión precaria de fuerzas tan dispares como los conservadores de Convergencia, los izquierdistas de Esquerra Republicana y la CUP.

Puigdemont ya adelantó a principios de junio que habría una moción de confianza en septiembre, dando por roto el acuerdo de estabilidad firmado por la CUP después de que la formación antiausteridad decidiese mantener una enmienda a la totalidad de los presupuestos regionales.

La fecha elegida supone que Puigdemont pondrá su cargo a disposición del Parlament después de la fiesta oficial de Cataluña (la Diada, el 11 de septiembre), en la que los grupos independentistas se han movilizado en los últimos años para reclamar la separación respecto de España.

Tras el rechazo de la CUP, el Govern se ha visto obligado a mantener la prórroga presupuestaria ya que solo contó con los 62 diputados de la coalición que acudió a las elecciones en Junts Pel Sí (JxSí), a seis asientos de la mayoría absoluta.

Con sus 10 escaños la CUP permitió in extremis a principios de año la formación de un gobierno a cambio de sacrificar al anterior líder de Convergencia, Artur Mas. (Información de Tomás Cobos; Editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below