17 de julio de 2016 / 15:02 / hace un año

RESUMEN 1-Turquía extiende la purga en el Ejército y el poder judicial tras el golpe frustrado

5 MIN. DE LECTURA

* Detenidos en fuerzas armadas y poder judicial suman 6.000

* Jefe de base aérea clave de Turquía también fue arrestado

* Francia dice intento de golpe no es un cheque en blanco

Por Nick Tattersall y Humeyra Pamuk

ESTAMBUL/ANKARA, 17 jul (Reuters) - Turquía amplió el domingo una purga contra sospechosos de alentar un fallido golpe militar, al elevar a 6.000 el número de personas detenidas en las fuerzas armadas y el poder judicial, mientras el Gobierno sostiene que mantiene por completo el control del país y de su economía.

Durante la noche, partidarios del mandatario Tayyip Erdogan se congregaron en plazas públicas, en el aeropuerto de Estambul y fuera del palacio presidencial para manifestar su rechazo al alzamiento frustrado en el que murieron al menos 265 personas.

Políticos europeos advirtieron a Erdogan de que el intento de golpe no le otorgaba un cheque en blanco para contravenir las leyes y que se arriesgaba a quedar aislado de la comunidad internacional con sus acciones para consolidarse en el poder, en medio de las expectativas de sus seguidores de que se tomen severas medidas contra los disidentes.

La cadena NTV citó al ministro de Justicia, Bekir Bozdag, cuando dijo que se esperaban más arrestos además de las 6.000 personas que ya han sido detenidas.

Las autoridades pusieron bajo custodia a casi 3.000 sospechosos de participar de alguna forma en la rebelión, desde soldados rasos a comandantes, y al mismo número de jueces y fiscales, después de que el sábado las fuerzas leales a Erdogan sofocaran el alzamiento.

Entre los arrestados se encuentra el general Bekir Ercan Van, comandante de la base aérea de Incirlik, utilizada por aviones de combate estadounidenses para lanzar bombardeos contra el Estado Islámico en Siria e Irak, dijo un responsable. El Pentágono dijo más tarde que se habían reanudado las operaciones desde la instalación contra el grupo rebelde islamista.

El asesor de las fuerzas militares para la presidencia turca, Ali Yazici, también fue arrestado, informó CNN Turk.

"El control se ha restaurado en toda Turquía y no hay enfrentamientos en estos momentos", dijo un alto cargo turco, y añadió que aunque unos pocos grupos golpistas mostraban resistencia en Estambul, no representaban mayor riesgo.

"Aún hay una cantidad pequeña pero importante de soldados que se dieron a la fuga y que están siendo buscados. Creo que serán capturados dentro de poco", añadió a Reuters.

La purga parecía estar diseñada también para intensificar los esfuerzos de Erdogan por aplacar la influencia de los seguidores del clérigo musulmán Fethullah Gulen, quien está autoexiliado en Estados Unidos.

Erdogan acusa a los partidarios de Gulen, que alguna vez fue su aliado pero ahora es su rival político, de tratar de crear una "estructura paralela" al interior de las cortes, la policía y las fuerzas armadas con el objetivo de derrocarlo. El clérigo niega las acusaciones.

Un Regalo De Dios

Erdogan advirtió con ordenar una "limpieza" de las fuerzas armadas incluso antes de sofocar del todo el intento de golpe. "Pagarán un alto precio por esto", afirmó. "Este levantamiento es un regalo de Dios para nosotros porque será el motivo para limpiar nuestro Ejército", agregó.

En una manifestación la noche del sábado, sus partidarios exigieron que los gestores del golpe sean ejecutados. "¡Qué los cuelguen!", coreaba una multitud en la plaza de Kizilay en el centro de Ankara. Erdogan dijo a la multitud que el Parlamento podría considerar una propuesta para reinstalar la pena de muerte, que fue abolida en Turquía.

Los críticos de Erdogan sostienen que se valdrá de la purga para crear un sistema judicial dócil, al eliminar todas las voces disidentes en los tribunales.

Algunos políticos europeos expresaron su disconformidad con los acontecimientos ocurridos tras el alzamiento fallido.

"Queremos que la ley se respete por completo en Turquía", dijo el ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault. "(El intento de golpe) No es un cheque en blanco para el señor Erdogan. No puede haber purgas, la ley debe acatarse", afirmó a la cadena de televisión France 3.

Ayrault dijo que los ministros de la Unión Europea reiterarán el lunes cuando se reúnan en Bruselas que Turquía - que busca sumarse el bloque - debe cumplir con los principios democráticos de Europa.

El comisario europeo Günther Oettinger dijo que Erdogan alejaría a Turquía de los valores esenciales de la UE y de la alianza militar OTAN - a la cual pertenece - si decide usar el intento de golpe para restringir más los derechos democráticos básicos de sus ciudadanos.

"Él fortalecería su posición a nivel doméstico, pero se aislaría internacionalmente", declaró Oettinger, un aliado de la canciller alemana, Angela Merkel, al diario Welt am Sonntag.

Algunos políticos europeos también han expresado inquietud por el futuro de un acuerdo entre la UE y Ankara que ha ayudado a reducir el número de inmigrantes que cruzan la frontera turca para llegar a la vecina Grecia.

Información adicional de Ayla Jean Yackley en Estambul, Humeyra Pamuk en Ankara, Michael Nienaber en Berlín y John Irish en París; escrito por Nick Tattersall y David Dolan.; Escrito por Nick Tattersall; Editado en español por Marion Giraldo y Emma Pinedo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below