China ve "sombría" la situación económica global y cree que el G-20 debe intervenir

sábado 9 de julio de 2016 16:54 CEST
 

SHANGHÁI, 9 jul (Reuters) - La situación económica global es sombría y las principales economías deben liderar el camino en el ataque a problemas que incluyen un crecimiento flojo y un comercio débil, dijo el sábado el ministro de Comercio de China, Gao Hucheng.

Gao realizó esas declaraciones en el inicio de la reunión de dos días que tendrán los ministros de Comercio de las economías del G-20 en Shanghái, que se realiza en un contexto de incertidumbre por la perspectiva de un crecimiento lento para la economía global, agravada tras el "Brexit".

"El comercio global está débil, la inversión internacional todavía no repunta a los niveles previos a la crisis financiera", dijo Gao. "La comunidad internacional espera que el G-20 muestre liderazgo en la resolución de los problemas que enfrentamos".

En abril, el Fondo Monetario Internacional bajó su pronóstico de crecimiento global de 2016, por cuarta vez en el año, a un 3,2 por ciento desde un 3,4 por ciento ante la debilidad en la demanda global y los riesgos geopolíticos. Es casi seguro que el Fondo revise a la baja su proyección por quinta vez.

La Organización Mundial de Comercio espera que 2016 sea el quinto año consecutivo con un crecimiento inferior al 3 por ciento en el comercio global, según dijo el viernes su director general, y que la actividad se mantenga débil de cara al tercer trimestre del año.

Es probable que la reunión de ministros en Shanghái acuerde un conjunto de principios no vinculantes para mejorar la inversión y que también emita una declaración sobre el proteccionismo, dijo a Reuters el ministro sudafricano de Comercio e Industria, Rob Davies.

"El mayor contexto es que se ha dado una fuerte reducción en el crecimiento del comercio", señaló Davies. "Hoy escuchamos de la OMC que (el comercio) ha estado muy por debajo de las tasas del crecimiento del PIB, que de todos modos están bastante deprimidas.

La incertidumbre sobre las consecuencias que tendrá la decisión de Reino Unido de dejar la Unión Europea afectará el crecimiento económico del país, el del resto de Europa y afectará la producción global, según el FMI. (Reporte de David Stanway y John Ruwitch, Editado en español por Janisse Huambachano)