Kuroda se muestra optimista sobre economía pese a temores sobre el "brexit"

jueves 7 de julio de 2016 08:48 CEST
 

Por Leika Kihara

TOKIO, 7 jul (Reuters) - El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, dijo que el banco central está listo para ampliar los estímulos monetarios si fuese necesario para alcanzar la meta de inflación de un 2 por ciento, pero no mencionó la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea que ha generado volatilidad en los mercados.

Kuroda mantuvo la visión optimista del banco central sobre la economía, mostrando su confianza frente las perspectivas de recuperación de Japón.

"Se espera que la economía de Japón se expanda moderadamente como tendencia", dijo el jueves Kuroda en un discurso pronunciado en una reunión trimestral de los administradores de las filiales regionales del banco central.

"El BOJ analizará los riesgos a la economía y los precios y tomará medidas de mayor flexibilización (de su política) si lo considera necesario", agregó.

Los mercados especulan sobre si el BOJ flexibilizará su política en su revisión de los tipos de interés este mes debido a que la debilidad del consumo, la apreciación del yen y obstáculos externos están pesando sobre la economía y alejando a la inflación de su meta.

La sorpresiva decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea ha aumentado las expectativas de que el BOJ adopte medidas, por lo que el silencio de Kuroda sobre las potenciales consecuencias del "brexit" mantendrá a los mercados tratando de adivinar sus próximos pasos.

El jefe del BOJ reiteró que si bien los precios al consumidor podrían caer levemente de momento, la inflación se acelerará hacia la meta de un 2 por ciento reflejando la mejoría de la economía.

"El sistema financiero de Japón es estable y las condiciones financieras siguen muy acomodaticias", dijo Kuroda, apuntando a que la política de tiposs de interés negativas del BOJ y la turbulencia en los mercados globales han provocado pocos daños a los bancos japoneses hasta ahora.

El BOJ ha mantenido su política monetaria estable desde enero, cuando decidió incorporar los tipos de interés negativos en su programa de compra de activos en un nuevo intento por acelerar la inflación. (Información de Leika Kihara; Editado en Español por Ricardo Figueroa)