Powell de la Fed dice "brexit" ha inclinado riegos económicos más hacia la baja

miércoles 29 de junio de 2016 08:46 CEST
 

WASHINGTON, 28 jun (Reuters) - La decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea podría representar un nuevo lastre para la economía de Estados Unidos en momentos en que el impulso del mercado laboral estadounidense ya se está desacelerando, dijo el martes el gobernador de la Reserva Federal Jerome Powell.

Powell, el primer funcionario de la Fed que habla desde el inesperado resultado del referendo británico, dijo que la opción de Reino Unido inclinó los riesgos económicos globales "hacia la baja", lo que potencialmente representa una nueva amenaza al panorama de la Fed.

Los funcionarios se abstuvieron de una posible alza de tipos en junio, a la espera de la votación en Reino Unido y su posible repercusión en los mercados globales.

Con la inesperada victoria de la campaña por abandonar la UE, muchos economistas y analistas ahora esperan que la Fed mantenga sus tipos estables hasta fin de año, o incluso por más tiempo, mientras se negocian los términos de la salida de Reino Unido del bloque y se analiza el impacto sobre el comercio global, la inversión y el tipo de cambio.

"Por un tiempo, los principales riesgos para el panorama (de Estados Unidos) han sido externos", dijo Powell, quien tiene un asiento permanente en el comité de política de la Fed, en un evento del Chicago Council on Global Affairs. "La votación del 'Brexit' tiene el potencial de crear nuevos obstáculos para las economías de todo el mundo, incluida la nuestra", agregó.

"Es demasiado pronto para juzgar los efectos del 'brexit'. A medida que evolucione el panorama global, será importante evaluar las repercusiones para la economía de Estados Unidos y para la posición de política monetaria", afirmó.

Añadió que la Fed está lista para actuar si aumentan las presiones sobre la liquidez o la financiación, pero que hasta el momento los "mercados han estado funcionando de manera ordenada".

El "brexit" desplomó a la libra esterlina y disparó al dólar, visto como una moneda de refugio. Eso hizo más económicas las importaciones y elevó el costo de las exportaciones en Estados Unidos, lo que podría desacelerar la contratación entre las empresas del sector. Los precios del crudo habían subido, pero su nueva caída presiona también a la inflación.

Powell dijo que los funcionarios de la Fed ahora tendrán que analizar el efecto de todo eso sobre su estimación de un crecimiento estable de un 2 por ciento, la creación continua de empleos y un eventual aumento de los salarios y aceleración de la inflación. (Información de Howard Schneider; Editado en Español por Ricardo Figueroa)