Ministros UE harán un intento más de acordar una tasa a transacciones financieras

martes 14 de junio de 2016 19:49 CEST
 

BRUSELAS, 14 jun (Reuters) - Los ministros de Finanzas de la Unión Europea que quieren adoptar un impuesto común sobre transacciones financieras celebrarán el jueves una última reunión para intentar acordar el impuesto o rechazarlo, dijo el martes una fuente que participa en las conversaciones.

En diciembre, 10 estados miembros fijaron el mes de junio de 2016 como fecha límite para alcanzar un compromiso final sobre el impuesto, que se concibió en 2011 como un impuesto aplicable a toda la UE pero que desde entonces ha sufrido varios reveses y el abandono de la mayoría de los países.

Los representantes de los estados todavía interesados en el impuesto se reunirán para intentar resolver las divergencias que mantienen, al margen de la reunión ordinaria de ministros de Finanzas de la zona euro, que tendrá lugar el jueves en Luxemburgo.

El ministro austriaco de Finanzas, Hans Joerg Schelling, que preside el grupo, "presionará para que se tome una decisión", dijo su portavoz.

A primeros de junio, Schelling dijo que renunciaría como presidente si las reuniones no producían un acuerdo durante ese mes.

Un funcionario europeo que participa en las negociaciones dijo que las conversaciones del jueves serían una reunión de "última oportunidad".

Los ministros han aplazado varias veces la fecha límite para adoptar el impuesto y esto podría suceder de nuevo el jueves, dijo el funcionario, pero la paciencia se está agotando.

Otro funcionario dijo que los ministros podrían no ponerse de acuerdo en la forma de aplicar el impuesto.

De los veintiocho estados miembros que componen la UE, los 10 países que siguen considerando el impuesto son Alemania, Italia, Austria, Bélgica, Grecia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y España.

La normativa de la UE requiere un apoyo mínimo de nueve países para que el proyecto se pueda poner en marcha.

Varios países de la UE ya aplican un impuesto nacional sobre las transacciones financieras. Los partidarios de la tasa argumentan que su aplicación en un mayor número de países la volvería más efectiva. (Información de Francesco Guarascio; Traducido por Ana Vicario)