El BCE puede tener que introducir más alivio si la inflación se estanca -OCDE

viernes 10 de junio de 2016 13:08 CEST
 

Por Leigh Thomas

PARÍS, 10 jun (Reuters) - El Banco Central Europeo podría tener que relajar más su política monetaria si la inflación no empieza a repuntar como está previsto, y los gobiernos deberían encontrar maneras de eliminar los préstamos morosos de los bancos para ayudar a las economías a sacar el máximo provecho de los estímulos del banco central, dijo el vienes la OCDE.

Mientras Reino Unido se aproxima a una votación el 23 de junio sobre su pertenencia a la UE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con sede en París, estimó que un Brexit restaría un uno por ciento del Producto Interior Bruto de la UE en 2018.

En unos informes en profundidad de la zona euro y la Unión Europea, la OCDE dijo que cualquier sacudida económica negativa sentaría las bases para que hubiera más alivio por parte del BCE para mantener la inflación en la senda de lograr su objetivo inferior pero cercano al 2 por ciento.

"El BCE podría contemplar recortes adicionales de tipos, sobre todo el tipo de depósitos, ya que es el tipo más importnate en un entorno de exceso de liquidez", dijo la OCDE.

Impulsado por su programa de compras de activos y unos tipos de interés ultrabajos, el BCE actualmente espera que la inflación aumente hasta un 1,2 por ciento el año que viene desde el 0,2 por ciento este año.

No obstante, la OCDE dijo que la debilidad de algunos balances bancarios, concentrados sobre todo en Grecia e Italia, estaba impidiendo que los beneficios de la política monetaria laxa llegaran a empresas y consumidores.

La OCDE sugirió imponer cargas de capital a estos bancos para animarles a deshacerse de los préstamos morosos, por ejemplo creando una empresa europea de gestión de fondos que los compre, y que a la vez pueda beneficiarse de una economía de escala y diversificar los riesgos.

Es poco probable que la recomendación siente bien en Alemania, donde muchos contribuyentes ya tienen la impresión de que están pagando la factura del libertinaje de los gobiernos del sur.

La OCDE estimó que la zona euro podría crecer un 1,6 por ciento este año y un 1,7 por ciento el próximo, si Reino Unido votaba a favor de permanecer en la UE.

La economía de toda la UE se comportará un poco mejor, con un crecimiento de 1,8 por ciento este año y un 1,9 por ciento en 2017, sin contar el riesgo de un Brexit. (Traducido por Emma Pinedo)