Brasil estudia crédito de emergencia para Río de Janeiro antes de los Juegos

viernes 10 de junio de 2016 08:49 CEST
 

Por Alonso Soto y Marcela Ayres

BRASILIA, 10 jun (Reuters) - Brasil está evaluando otorgar un crédito de emergencia al estado de Río de Janeiro, que tiene una necesidad urgente de dinero mientras se prepara para ser anfitrión de los Juegos Olímpicos en menos de dos meses, dijeron a Reuters dos fuentes del Gobierno con conocimiento de la situación.

El crédito sería respaldado por la participación del estado en empresas locales y podría extenderse a Minas Gerais y Rio Grande do Sul, que tienen problemas para pagar a empleados y pensionistas porque la recesión redujo sus ingresos fiscales.

"Esos estados requieren una inyección de liquidez. No hay otro modo", dijo un miembro del equipo económico del Gobierno, que pidió reserva de identidad. "Los créditos se respaldarán por activos de los estados como (participaciones en) bancos, empresas de servicios básicos, gas y sanidad", agregó.

Los tres estados traspasarían sus participaciones en algunas empresas al Gobierno federal, que a su vez podría venderlas a privados como hizo durante la última reestructuración de deuda estatal en la década de 1990, dijo una de las fuentes.

Aunque la ciudad de Río de Janeiro ha tenido suficientes fondos para completar las obras de infraestructura destinadas a los Juegos, la crisis financiera del estado amenaza con alterar los servicios públicos durante uno de los mayores eventos deportivos del mundo, que empieza el 5 de agosto.

El secretario de Finanzas de Río de Janeiro, Julio Bueno, dijo en una entrevista no estar al tanto del préstamo, pero destacó que el estado está dispuesto a analizar la oferta para solucionar sus problemas fiscales.

Bueno agregó que el incumplimiento de pagos de deuda por parte del estado a dos bancos extranjeros el mes pasado ha frenado el otorgamiento de 1.000 millones de reales (294,32 millones de dólares) necesarios para finalizar la línea de metro que llega a la sede de los Juegos.

Por su parte, el secretario de Finanzas de Rio Grande do Sul, Giovani Feltes, confirmó las negociaciones por los préstamos, que explicó que serán usados solo para inversión pero darán al estado un muy necesario alivio.

"Este préstamo no se destinará a gastos corrientes porque la ley no nos permite usar préstamos para pagar a nuestros empleados", dijo Feltes en una entrevista telefónica. "Obviamente esto mejoraría nuestra situación fiscal". (Información de Alonso Soto y Marcela Ayres, Editado en español por Janisse Huambachano y Hernán García)