Temer recibe presiones para destituir al ministro anticorrupción de Brasil

martes 31 de mayo de 2016 08:37 CEST
 

Por Anthony Boadle y Lisandra Paraguassu

31 may - El presidente interino de Brasil, Michel Temer, estaba el lunes bajo presión para destituir a su ministro anticorrupción, el segundo miembro de su Gabinete acusado de intentar hacer descarrilar una investigación por sobornos antes de haber asumido el cargo.

El ministro de Transparencia, Fabiano Silveira, y el presidente del Senado, Renan Calheiros, se convirtieron en los funcionarios que más recientemente han sido implicados en unas grabaciones realizadas en secreto por un exejecutivo del sector petrolero como parte de un acuerdo con la fiscalía.

Los audios provocaron la renuncia del ministro de Planificación la semana pasada, propinando un revés al intento de Temer por construir un gobierno estable tras la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff el 12 de mayo.

En partes de las grabaciones, emitidas en la noche del domingo por Globo TV, Silveira critica a los fiscales en la investigación sobre la petrolera estatal Petrobras, que ya ha implicado a decenas de políticos y llevó al encarcelamiento de altos ejecutivos.

En la conversación, grabada en la casa de Calheiros tres meses antes de que Silveira se convirtiera en ministro de Transparencia, este último asesora al líder del Senado sobre cómo defenderse de las pesquisas.

El exjefe de la división de transporte de Petrobras Sergio Machado, quien está siendo investigado como parte de la trama de corrupción y se ha convertido en testigo del Estado, grabó la reunión, junto con conversaciones con otros políticos, para lograr un mejor trato de los fiscales.

Cuando se realizaron las grabaciones, Silveira era miembro del Consejo Nacional de Justicia de Brasil, organismo encargado de la supervisión del sistema judicial.

En su información, Globo TV dijo también que algunos audios indican que Silveira habló varias veces con fiscales a cargo del caso Petrobras para saber qué información tenían sobre Calheiros, a quien comunicó después sus hallazgos.

Un portavoz de Silveira confirmó la conversación, pero dijo que los extractos fueron sacados de contexto. "La decisión inicial de Temer es que Silveira puede seguir en su puesto por ahora, ya que no interfirió en la investigación, sólo estaba aconsejando a Calheiros", afirmó. (Información de Brad Brooks; editado en español por Janisse Huambachano y Carlos Serrano)