1 de marzo de 2016 / 7:03 / en un año

Argentina llega a acuerdo con acreedores "holdouts" 14 años después del default

Por Daniel Bases y Hugh Bronstein y Richard Lough

NUEVA YORK/BUENOS AIRES, 1 mar (Reuters) - Argentina alcanzó un principio de acuerdo con sus acreedores "holdouts" más importantes por 4.653 millones de dólares, con lo que pondría fin a la disputa por el incumplimiento de deuda soberana del país de hace 14 años y a la vez ayudaría a reanimar su economía.

El acuerdo con los cuatro mayores acreedores no reestructurados, que se consiguió el domingo por la noche, representa el 75 por ciento de la totalidad de las sentencias, incluyendo capital e intereses, según anunció el lunes el abogado Daniel Pollack, un mediador designado por la corte de Nueva York que llevó el caso por la deuda argentina.

"Este es un gigantesco paso adelante en este largo litigio, pero no el paso final", dijo Pollack en su declaración.

"El principio de acuerdo está sujeto a la aprobación del Congreso de Argentina y, específicamente, al levantamiento de la Ley Cerrojo y la Ley de Pago Soberano, que fueron puestas en vigor bajo un gobierno anterior y que ahora impiden tales acuerdos", dijo.

El ministro de Hacienda y Finanzas de Argentina, Alfonso Prat-Gay, sostuvo más tarde que su Gobierno espera emitir en abril deuda por hasta 15.000 millones de dólares en dos o tres series para cumplir el acuerdo con los "holdouts".

"Hasta acá llegamos nosotros, ahora tendrá que definir el Congreso (...) Esta semana enviaremos un proyecto de ley que permita ejecutar el acuerdo", afirmó el ministro en rueda de prensa.

Argentina calcula que la deuda impaga total suma unos 20.000 millones de dólares, de los cuales hasta ahora se acordó con acreedores por unos 10.200 millones.

Por ello Prat-Gay afirmó que la instancia de negociaciones quedará abierta, independientemente del acuerdo con tenedores de bonos incumplidos en la jurisdicción estadounidense.

Hay otros grandes grupos de los llamados "holdouts" también en Italia, Alemania y Japón. Con los italianos ya se apalabró una solución.

El fondo de inversiones Elliot Management, liderado por Paul Singer, inició varios juicios contra Argentina durante la disputa, con audiencias frente al juez de distrito federal Thomas Griesa que fueron apeladas, pero que no llegaron a ser escuchadas por el Tribunal Supremo.

MUCHAS TRABAS

"Fue un negociador duro, pero justo", dijo Pollack, quien agregó que "un acuerdo es, por definición, un compromiso, y afortunadamente ambos lados de esta disputa épica finalmente vieron la necesidad de hacerlo y lo hicieron".

La saga legal involucró años de batallas en las cortes, protestas callejeras en Buenos Aires, la captura de una embarcación naval de Argentina y una política económica cada vez más distorsionada, cuando el Gobierno intentaba evitar un acuerdo con los "holdouts".

"Estamos contentos de haber llegado a un acuerdo con Argentina. Tenemos esperanza de que las negociaciones finalizadas bajo el auspicio del mediador Daniel Pollack, hayan abierto el camino para que otros demandantes lleguen también a una resolución satisfactoria", dijo Elliot en un comunicado el lunes.

Un acuerdo definitivo abriría opciones de financiación para Argentina, en momentos en que el Gobierno del presidente conservador Mauricio Macri afronta un sombrío panorama fiscal.

"Se espera acordar con la mayor parte de los legisladores (para sancionar las leyes necesarias), para poder salir del estado de estancamiento y volver a crecer y comenzar el camino para salir de la pobreza", enfatizó Prat-Gay.

Macri, elegido en noviembre, ha prometido promover políticas de mercado tras ocho años de proteccionismo del gobierno de la izquierdista Cristina Fernández, quien rehusó a negociar con los fondos de cobertura a los que calificó de "buitres".

Los otros acreedores en el acuerdo incluyen a los fondos Aurelius Capital Management, Davidson Kempner y Bracebridge Capital.

Los "holdouts" habían rechazado dos reestructuraciones de deuda ofrecidas por Argentina en 2005 y 2010.

Sin embargo, los acreedores que sí aceptaron la oferta no han podido recibir pagos tras un segundo incumplimiento de deuda en 2014, como resultado de un fallo de Griesa, que impide que Buenos Aires les pague si no cancela al mismo tiempo a los "holdouts".

Griesa revisaría la decisión con el cambio de leyes en Argentina y el pago en efectivo comprometido ante los "holdouts".

El Gobierno de Macri se encuentra conversando con bancos para la emisión de deuda con la que se pagará la salida del prolongado default. (Reporte de Daniel Bases, reporte adicional de Juliana Castilla, Walter Bianchi y Jorge Otaola en Buenos Aires; editado por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below