Compañía japonesa de taxis sin conductor baraja asociación con automotrices

lunes 29 de febrero de 2016 16:55 CET
 

Por Naomi Tajitsu

FUJISAWA, Japón, 29 feb (Reuters) - La empresa japonesa Robot Taxi quiere asociarse con automotrices para desarrollar un servicio de taxis sin conductor a tiempo para los Juegos Olímpicos del 2020, dijo la firma, que realiza sus primeras pruebas en calles públicas y se une a una carrera global para desarrollar coches que se conduzcan por sí mismos.

El emprendimiento conjunto entre el fabricante de videojuegos DeNA Co y el desarrollador de robots ZMP ha puesto los Juegos de Tokio de 2020 como meta para desarrollar programas informáticos para operar automóviles sin conductor y un servicio online para trasladar a turistas y atletas entre las instalaciones olímpicas y los centros de transporte de la ciudad.

El lunes, la compañía lanzó una prueba inicial en terreno de 10 días, en los que algunos residentes de Fujisawa, a unos 45 kilómetros al sur de Tokio, pueden llamar a Robot Taxi online o desde sus teléfonos avanzados para que los lleven al supermercado y después de vuelta a casa.

La prueba usa los minivans Estima de Toyota Motor Corp equipados con su cámara estéreo "Robovision" y sistema de procesamiento de datos, aunque la empresa ha dicho que está abierta a trabajar con todas las automotrices para que provean sus vehículos.

Robot Taxi planea concentrarse en el desarrollo de sistemas en vez de construir vehículos desde cero.

"Es difícil fabricar un coche desde cero cuando consideras los costos de producción y seguridad, y tenemos a las mejores automotrices del mundo haciendo eso ya aquí en Japón", dijo el presidente ejecutivo de Robot Taxi, Hisashi Taniguchi, a los periodistas.

"Nuestra estrategia es mantener nuestros costes bajos asociándonos con automotrices para el hardware y mantener esos costes de producción bajos mientras creamos tanto la tecnología como el servicio", agregó.

Las mayores automotrices del mundo están compitiendo con empresas de tecnología para crear automóviles sin conductor y empresas desde Google a Toyota están invirtiendo fuerte en el desarrollo de hardware y software. (Editado en español por Patricio Abusleme)