El Ibex abre a la baja tras la decepcionante reunión del G-20

lunes 29 de febrero de 2016 09:44 CET
 

MADRID, 29 feb (Reuters) - El Ibex-35 abrió el último día de febrero con caídas en línea con el resto de plazas europeas y poniendo en peligro el nivel de los 8.300 puntos después de que la reunión de las principales economías del mundo finalizara sin acciones coordinadas para impulsar el crecimiento.

La falta de medidas concretas del G20 -sobre todo en los estímulos fiscales que algunos habían especulado- fue considerada como una decepción.

El Ibex-35 perdía a las 0937 horas un 0,60 por ciento, a 8.296 puntos, tras llegar a caer hasta los 8.240 puntos, en una nueva jornada cargada de resultados. En lo que va de mes, el selectivo español se ha dejado casi un seis por ciento.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 caía por su parte un 0,98 por ciento, a 1.292 puntos.

Con la mayoría de valores en negativo, Sacyr destacaba claramente al alza con un avance de alrededor de un cuatro por ciento. La constructora dijo el viernes que había aprovechado las plusvalías generadas por la venta de Testa para compensar los fuertes estragos que dejó en sus cuentas del año pasado su participación en la petrolera Repsol .

"Mantenemos nuestra visión positiva, apoyada por buena evolución operativa, con avances de Ebitda, buen comportamiento de márgenes, la entrada en nuevos negocios con gran potencial de crecimiento y mejora gradual de la estructura financiera", dijeron analistas de Renta 4, reiterando su recomendación de sobreponderar y poniendo en revisión su precio objetivo.

También subía, alrededor de un 1,5 por ciento, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), que anunció el lunes una reducción de sus pérdidas en 2015.

Junto a las constructoras, en la parte alta de la tabla se situaban las siderúrgicas ArcelorMittal y Acrinox , subiendo un 2,6 y un 1,1 por ciento, respectivamente.

En el otro extremo se situaba Indra, que cedía un dos por ciento horas antes de presentar sus resultados del año pasado, que se prevé que se traduzcan en fuertes pérdidas debido a las provisiones multimillonarias realizadas por operaciones no rentables iniciadas en el pasado.

Los bancos lastraban con fuerza al Ibex cotizando todos en negativo, con márgenes que iban desde el -0,1 por ciento de Popular al -1,4 por ciento de BBVA, con Santander cediendo alrededor de un uno por ciento.

Entre otros grandes valores, Telefónica se sumaba a las caídas con un descenso del 0,5 por ciento e Inditex perdía otro 0,7 por ciento, mientras que Repsol subía un 0,1 por ciento. (Información de Blanca Rodríguez; Editado por Jose Elías Rodríguez)