EEUU límita su espionaje como parte de un nuevo pacto de datos con la UE

sábado 27 de febrero de 2016 17:23 CET
 

Por Julia Fioretti

BRUSELAS, 27 feb (Reuters) - Estados Unidos ha establecido límites para el uso que ejerce sobre la transferencia masiva de datos de ciudadanos europeos, tras alcanzar este mes un nuevo pacto de intercambio de información, según documentos consultados por Reuters.

En él se incluye una explicación clara sobre qué información puede ser utilizada, para evitar su uso "indiscriminado" y "arbitrario", una condición fundamental del nuevo marco de protección de privacidad que permite a las empresas transferir fácilmente información personal hacia Estados Unidos.

Según el acuerdo, Washington pactó la creación de una nueva función específica dentro del Departamento de Estado para hacer frente a las reclamaciones y consultas enviadas por los organismos de protección de datos de la UE.

También habrá un mecanismo de resolución alternativa de conflictos para tratar las quejas y una revisión anual conjunta del acuerdo.

En una carta dirigida al Departamento de Comercio de EEUU, Robert Litt, consejero general de la oficina del director de Inteligencia Nacional, dijo que los datos sólo pueden ser usados para seis fines específicos, entre ellos contra el terrorismo y la ciberseguridad.

Además las autoridades estadounidenses aplicarían las mismas medidas de protección contra la recopilación de datos indiscriminado sobre la información que se transmite a través de los cables transatlánticos. Ésta era una de las principales preocupaciones europeas, en referencia a la baja protección que se daba a la información recopilada fuera de las fronteras de Estados Unidos.

El asunto de la privacidad se convirtió en un tema conflictivo entre la UE y EEUU, después de que el ex analista de inteligencia estadounidense Edward Snowden revelara en 2013 las prácticas de vigilancia masiva hacia los ciudadanos europeos por parte del gobierno de EEUU.

La situación provocó que el Tribunal de Justicia de la UE invalidara el año pasado el anterior marco regulatorio, dejando a miles de empresas en un limbo legal. (Información de Julia Fioretti; Editado por Catherine Evans; Traducido por Ana Vicario)