25 de febrero de 2016 / 17:43 / en 2 años

Pureza de cerveza alemana, en cuestión tras hallarse trazas de herbicida

* Glifosato se usa ampliamente en herbicidas

* Instituto de Múnich dice se encontraron trazas en 14 cervezas muy vendidas

* Asociación de Cerveceras dice resultados “no son creíbles”

* Agencia alemana dice no hay riesgo para la salud

Por Caroline Copley

BERLÍN, 25 feb (Reuters) - Un grupo ecologista alemán dijo el jueves que había encontrado trazas de un ingrediente ampliamente usado en herbicidas denominado glifosato en 14 de las cervezas más populares de Alemania, un potencial golpe a la reputación del país por la pureza de esta bebida.

El sector y el Gobierno inmediatamente buscaron restar importancia al informe del Instituto Medioambiental de Múnich.

La asociación cervecera Brauer-Bund dijo que el hallazgo, basado en un pequeño número de muestras, no era creíble.

El Instituto Federal de Alemania para la Evaluación de Riesgos dijo que los niveles no suponen un riesgo para la salud de los consumidores.

“Un adulto tendría que beber unos 1.000 litros de cerveza al día para ingerir una cantidad suficiente que fuera dañina para la salud”, dijo en un comunicado.

Bajo la “Reinheitsgebot”, o la ley de pureza alemana - una de las leyes de seguridad alimentaria más viejas del mundo y que celebra el 500 aniversario este año- los cerveceros tienen que producir el líquido usando sólo malta, lúpulo, levadura y agua.

El glifosato fue llevado a un uso global por parte de Monsanto en la década de 1970 y se emplea en su producto más vendido, Roundup, así como en otros muchos herbicidas en el mundo.

El grupo ecologista, un organismo investigador, dijo que había hecho pruebas en las 14 marcas de cerveza más vendidas y dijo que todas mostraban trazas por encima del límite de 0,1 microgramos permitido en el agua potable. Añadió que no se podían hacer conclusiones generales sobre la contaminación de ciertas marcas de cerveza.

Brauer-Bund dijo que existen controles del Gobierno en las fábricas que se aseguran de que no hay sustancias dañinas en el proceso de producción. Su propio sistema de vigilancia para la malta nunca ha detectado niveles de glifosato que estén por encima de los niveles máximos permitido, añadió.

Hasseroeder, una cerveza hecha en Sajonia-Anhalt, en el este del país y propiedad de Anheuser Busch Inbev, contenía las mayores trazas de glifosato con 29,74 microgramos por litro, dijo el instituto. La cantidad menor, 0,46 microgramos por litro, se encontró en Augustiner, hecha en Múnich.

Anheuser-Busch InBev dijo que cuestionaba la integridad científica de los test por el pequeño número de muestras. Rechazó las alegaciones del instituto de que las cerveceras no vigilaban adecuadamente los ingredientes como “absurdas y completamente infundadas”.

Los reguladores de la Unión Europea están revisando actualmente si renuevan la aprobación del glifosato. El comité de investigación del cáncer de la Organización Mundial de la Salud ha dicho que el glifosato era probablemente cancerígeno para los humanos, pero la Autoridad de Seguridad Alimentaria Europea ha dicho que es improbable que provoque cáncer.

Alemania es el primer productor europeo de cerveza y alberga más de 1.300 cerveceras que producen unas 5.000 cervezas diferentes. (Editado por Jeremy Gaunt. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below