La inflación en la zona euro, revisada a la baja en enero al 0,3 pct

jueves 25 de febrero de 2016 13:02 CET
 

BRUSELAS, 25 feb (Reuters) - Los precios al consumidor de la zona euro crecieron un 0,3 por ciento interanual en enero, dijo el jueves la oficina de estadísticas de la Unión Europea, revisando una décima a la baja una estimación anterior.

La cifra de inflación anual de enero estuvo por debajo de las expectativas. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto un incremento del 0,4 por ciento.

No obstante, la inflación se aceleró ligeramente si se compara con el mes de diciembre, cuando los precios en los 19 países que comparten el euro subieron un 0,2 por ciento.

En base mensual, los precios en la zona euro cayeron en enero un 1,4 por ciento, según lo esperado.

Excluyendo los volátiles precios de la alimentación no procesada y el carburante, lo que el Banco Central Europeo denomina inflación subyacente, los precios subieron en enero un 1,0 por ciento, en línea con las previsiones y más que el 0,9 por ciento registrado en diciembre.

Las nuevas cifras serán otro dolor de cabeza para el BCE. La entidad quiere mantener la inflación por debajo del 2 por ciento pero cerca de ese objetivo, y lleva comprando miles de millones de euros de deuda pública de la zona euro para inyectar más dinero a la economía y acelerar la subida de precios.

Los precios energéticos se confirmaron como el principal lastre de la inflación en la zona euro. Cayeron un 5,4 por ciento en enero en tasa interanual, más que el 5,3 por ciento de descenso que había estimado previamente Eurostat.

No obstante, la caída de los precios energéticos, debido al hundimiento de los precios del petróleo, está ralentizándose desde el 5,8 por ciento de bajada registrada en diciembre, en una tendencia a la baja iniciada en octubre.

La comida no procesada fue el principal factor que elevó los precios en la zona euro, registrando una subida interanual de un 1,4 por ciento. No obstante, fue más baja que la subida de 1,8 por ciento de la estimación previa de Eurostat. En diciembre, los precios de alimentación no procesada subieron un 2,0 por ciento. (Información de Francesco Guarascio; Traducido por Emma Pinedo)