Regulador español aprueba normas para el mercado de fibra óptica

jueves 25 de febrero de 2016 12:40 CET
 

MADRID, 25 feb (Reuters) - El organismo que vigila la competencia en España, la CNMC, anunció el jueves la regulación mayorista del mercado de fibra óptica en la que fija en 66 los municipios desregulados en los que los operadores no tendrán que compartir con la competencia el acceso a sus redes de velocidad ultrarrápida.

Estas localidades equivalen al 35 por ciento de la población y son municipios en los que hay más de tres redes de fibra óptica de distintos operadores que compiten entre sí.

El regulador da a Telefónica 18 meses para abrir su red de fibra en el resto de ciudades y seguirá manteniendo la obligación de que la multinacional ofrezca acceso a sus conductos y a la red de cobre legada con precios "orientados a costes".

La CNMC ha advertido que vigilará la evolución de los mercados de banda ancha para comprobar si sigue existiendo presión competitiva, aunque la próxima revisión del mercado no llegará hasta dentro de tres años.

Con estos datos, el 40 por ciento de la red de Telefónica (unos 5 millones de líneas de los 12,5 millones que tiene el operador con datos de junio de 2015) queda sometida a regulación.

Cuando se anunciaron las bases de la regulación a finales de 2014, Telefónica dijo que podría frenar sus inversiones en fibra, aunque desde entonces tanto el operador dominante como sus competidores han seguido ampliando su presencia en un mercado que se considera clave para el negocio en los próximos años.

La fibra óptica tiene unos costes de mantenimiento y una velocidad mucho más alta y estable que las antiguas redes de cobre, lo que hace atractivo para los operadores invertir en este tipo de servicios.

Además, con el precio de las llamadas de voz y el tráfico de los datos móviles a la baja, los operadores están apostando por paquetes convergentes que incluyan contenidos en su oferta y llenar las autopistas de datos que están construyendo hasta los hogares de sus clientes. (Información de Andrés González; Editado por Tomás Cobos)