La confianza del consumidor alemán mejora de cara a marzo

jueves 25 de febrero de 2016 12:28 CET
 

BERLÍN, 25 feb (Reuters) - La confianza del consumidor alemán mejoró de cara a marzo y los compradores se sienten cada vez más optimistas sobre sus ingresos futuros, mostró un sondeo el miércoles, en una señal de que el consumo privado seguirá impulsando el crecimiento en la mayor economía de Europa.

La lectura de la confianza del consumidor de la consultora GfK, basada en un sondeo entre 2.000 alemanes, subió a 9,5 camino a marzo. Eso fue superior a una caída proyectada por analistas a 9,3 desde 9,4 en febrero.

"Pese a la amenaza terrorista latente, al acalorado debate sobre limitar la entrada de refugiados y el creciente nerviosismo en los mercados de acciones, los consumidores prevén que la economía alemana crezca casi un 2 por ciento este año", comentó el analista de GfK Rolf Buerkl.

La economía alemana se expandió un 1,7 por ciento en 2015, su tasa más alta en cuatro años, gracias al robusto consumo privado y a un mayor gasto estatal en refugiados. Analistas prevén que la expansión sea similar este año.

El empleo en máximos históricos, el aumento de los salarios, los tipos de interés en mínimos y la caída de los costes del combustible están dando un sólido impulso al poder adquisitivo de los compradores.

El sondeo de GfK mostró que los consumidores son más optimistas sobre sus ganancias en los próximos 12 meses y el subíndice de expectativas se elevó en casi 10 puntos, a 56,7. El subíndice de la disposición a comprar permaneció sin cambios en niveles relativamente altos.

"Un factor importante para esta evaluación optimista es la excelente forma del mercado laboral alemán", observó Buerkl, y agregó que la mayoría de los consumidores pueden esperar otra alza salarial este año.

Los salarios reales alemanes se elevaron un 2,5 por ciento en 2015, la tasa más alta en más de 20 años, debido a una inflación históricamente baja y sólidos acuerdos sobre compensaciones por parte de empresas y sindicatos. (Información de Michael Nienaber. Editado en español por Patricio Abusleme)