Las exportaciones de Japón sufren su mayor caída desde 2009

jueves 18 de febrero de 2016 08:13 CET
 

Por Tetsushi Kajimoto
    TOKIO, 17 feb (Reuters) - Las exportaciones interanuales de
Japón sufrieron en enero su mayor caída desde la crisis
financiera global, debido a un debilitamiento de la demanda en
China y otros importantes mercados, dejando a la economía en una
posición precaria tras una contracción en el cuarto trimestre.
    Datos del Ministerio de Finanzas mostraron que las
exportaciones cayeron un 12,9 por ciento interanual en enero,
frente a la estimación promedio del mercado de un descenso de un
11,3 por ciento, en su cuarto mes consecutivo de mermas. El
retroceso fue liderado por el desplome de los envíos de acero y
productos del petróleo.
    La baja fue la mayor desde octubre de 2009, cuando la crisis
financiera global golpeó a la demanda en todo el mundo.
    Los más recientes datos se suman a las crecientes
preocupaciones de que las autoridades niponas tengan pocas
opciones para reactivar una tambaleante economía, aún cuando el
Banco de Japón ha mantenido una política proactiva y sorprendió
a los mercados el mes pasado al adoptar tasas de interés
negativas. 
    "Las exportaciones fueron lastradas por el acero y los
productos del petróleo debido a la situación del mercado. Aún
más, los exportadores se abstuvieron de realizar envíos antes de
las fiestas por el Año Nuevo Chino, que este año ocurrió antes
que en el previo", dijo un responsable del ministerio.
    La desaceleración en China, el mayor socio comercial de
Japón, sigue siendo un enorme peso sobre la economía doméstica y
global, golpeando a los exportadores de materias primas y a una
amplia gama de productos para el consumidor.
    En enero, las exportaciones de Japón a China cayeron un 17,5
por ciento respecto al año previo, en su sexto mes sucesivo de
mermas debido a la baja de los envíos de aparatos de cristal
líquido y compuestos orgánicos.
    Las importaciones disminuyeron un 18,0 por ciento en el año
a enero, frente a la estimación promedio de un descenso
interanual de un 16,0 por ciento, lo que llevó a la balanza
comercial a un déficit de 645.900 millones de yenes (5.660
millones de dólares).

 (Información de Tetsushi Kajimoto; Editado en Español por
Ricardo Figueroa)