El BCE considera retirar los billetes de 500 euros

lunes 15 de febrero de 2016 17:02 CET
 

FRÁNCFORT, 15 feb (Reuters) - El Banco Central Europeo está estudiando retirar los billetes de 500 euros, dijo el lunes su presidente, describiendo el billete usado por los ahorradores para acumular decenas de miles de millones de euros como un instrumento también utilizado por delincuentes.

Mario Draghi dijo que los ahorradores no se verían penalizados ya que podrían usar en su lugar el billete de 200 euros.

"Las personas podrán continuar ahorrando con billetes de 200 euros", dijo Mario Draghi a diputados en el Parlamento Europeo, diciendo que los gobernadores de la entidad estaban considerando la iniciativa.

"El billete de 500 euros es considerado cada vez más como un instrumento para actividades ilegales", dijo. "No tiene nada que ver con reducir el efectivo".

La cantidad de efectivo en la zona euro subió a más de un billón de euros el año pasado, y más del 30 por ciento del total son billetes de 500 euros, reflejando los temores sobre los bancos además de la exasperación por la baja rentabilidad del ahorro.

Los ministros de Finanzas europeos pidieron el viernes al BCE que estudiase modos de limitar el acceso a estos billetes dentro de una iniciativa para cortar la financiación a la actividad insurgente.

El billete tiene un valor más de cinco veces superior al mayor billete en circulación en Estados Unidos: el de 100 dólares.

Alemania fue uno de los primeros defensores del billete de 500 euros, que igualaba el valor de su antiguo billete de 1.000 marcos y respondía a la preferencia tradicional de los alemanes al efectivo sobre el dinero electrónico.

El almacenamiento de efectivo se ha acentuado durante los año de crisis. Los controles de capitales prohibieron grandes retiradas de efectivo en Grecia, donde los ahorradores han acumulado decenas de miles de millones, después de que los grandes depositantes perdieran dinero en el rescate financiero del país. (Información de Balazs Koranyi y John O'Donnell. Traducido por Emma Pinedo)