Volatilidad bursátil podría lastrar la inflación de la eurozona - Coeure (BCE)

sábado 13 de febrero de 2016 14:35 CET
 

FRÁNCFORT, 13 feb (Reuters) - Las turbulencias en los mercados financieros de Europa podrían retrasar aún más una subida de la inflación y los bancos necesitarán con el tiempo medidas contundentes, dijo el miembro del Consejo Ejecutivo del Banco Central Europeo Benoit Coeure a un periódico alemán el sábado.

Las perspectivas de inflación de la zona del euro ya se han visto lastradas por una fuerte caída del precio del petróleo y la desaceleración del crecimiento mundial, y la volatilidad del mercado está agravando el problema, dijo Coeure al Rheinische Post.

"Si eso (volatilidad) se prolonga durante demasiado tiempo, también puede aumentar el riesgo de que se retrase un aumento de la inflación", dijo Coeure.

Las acciones de los bancos de la zona euro han perdido casi un 30 por ciento desde el inicio del año entre preocupaciones sobre su rentabilidad, aumentando potencialmente el coste del capital para los bancos y frenando los préstamos. Eso podría reducir la eficacia del programa de compra de 1,5 billones de activos del BCE, su herramienta clave de la política monetaria.

El BCE está comprando activos, en su mayoría bonos del gobierno, para impulsar el crédito y elevar la inflación a su objetivo de casi el 2 por ciento desde alrededor de cero, después de tres años consecutivos de no alcanzar esa meta.

Coeure dijo que los bancos se enfrentaban a una baja rentabilidad y algunos estaban sufriendo un alto nivel de morosidad, un legado de la crisis económica europea. Pero también son más resistentes que en el pasado, gracias a años de ampliaciones de capital.

"Ninguno de estos desafíos son nuevos: han sido claramente identificados, requieren una acción contundente y se resolverán con el tiempo", dijo Coeure.

Coeure añadió que también correspondía a los gobiernos de la zona euro promulgar políticas favorables al crecimiento, lo que podría incrementar la producción y, a la larga, ayudar a impulsar la rentabilidad de la banca.

"Si esto no ocurre, tendremos que mantener los tipos bajos durante mucho tiempo", añadió.

"Nuestro consejo a los gobiernos de la zona euro es utilizar los ahorros obtenidos por el menor coste de refinanciación de la deuda de una manera favorable al crecimiento para ayudar a sus ciudadanos", agregó Coeure.

Dijo que los gobiernos deberían reducir los impuestos al trabajo, crear más incentivos para la inversión privada, o reducir sus déficits. (Información de Balazs Koranyi; Traducido por Blanca Rodríguez)