Facebook prohíbe la venta privada de armas a través de su plataforma

sábado 30 de enero de 2016 13:20 CET
 

Por Dustin Volz

WASHINGTON, 30 ene (Reuters) - Facebook prohibió el viernes a sus usuarios globales que coordinen la venta privada de armas de fuego en la red social y en su servicio para compartir fotografías Instagram, una medida con la que contrarresta la preocupación de que se esté utilizando cada vez más para eludir los controles a las compras de armas.

Esta decisión llega mientras Estados Unidos debate el acceso a las armas, después de producirse una serie de tiroteos masivos en el país. El presidente de EEUU, Barack Obama, ha instado a las compañías de redes sociales a que pongan freno a la venta de armas a través de sus plataformas.

La normativa actualiza la política de productos regulados de Facebook, que entró en vigor en marzo de 2014 y prohibió la venta de marihuana, productos farmacéuticos y drogas ilegales.

Facebook ya prohibió los anuncios de vendedores privados de armas de fuego "sin verificación de antecedentes", o la oferta de transacciones entre diferentes estados de EEUU sin una licencia de distribuidor autorizado debido a que la compañía dijo que estas publicaciones indican la voluntad de evadir la ley.

Los vendedores con licencia seguirán estando habilitados para anunciar armas de fuego en Facebook siempre que las transacciones se realicen fuera de la red social, dijo un portavoz.

"En los últimos dos años, un creciente número de personas han usado Facebook para descubrir productos, comprar y vender cosas a otras personas", dijo Monika Bickert, jefa de política de gestión de productos de Facebook.

Facebook es la red social más popular del mundo, con 1.590 millones de usuarios en todo el mundo, 219 de ellos en Estados Unidos y Canadá.

La Asociación Nacional del Rifle, un grupo de presión estadounidense que está en contra de las restricciones al derecho a poseer armas en EEUU, no respondió de manera inmediata a una petición de comentarios sobre la decisión de Facebook. (Información de Dustin Volz; Editado por Kevin Drawbaugh y Bill Rigby; Traducido por Ana Vicario)