Rivera transmite al rey su disposición a abstenerse para facilitar gobierno

jueves 21 de enero de 2016 20:08 CET
 

MADRID, 21 ene (Reuters) - El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, transmitió el jueves al rey que aunque no apoyará una eventual candidatura de gobierno ni del PP ni del PSOE, su partido podría abstenerse para facilitar una investidura que impida la repetición de las elecciones.

"No vamos a apoyar ninguna de las candidaturas, pero estamos dispuestos a que se pueda desencallar el proceso", dijo Rivera en rueda de prensa tras despachar con el rey Felipe VI.

"Le he transmitido al rey que los escaños de Ciudadanos están a disposición de que este país desencalle", dijo tras señalar que un eventual gobierno sin mayorías se verá obligado a dialogar.

"Sólo se abrirá la puerta de la abstención de Ciudadanos si hay voluntad de gobernar", dijo Rivera tras explicar que desde una eventual oposición su grupo trataría de contribuir a políticas de consenso desde sus principios básicos (Constitución, sociedad de bienestar, economía de mercado y Europa).

Como en otras ocasiones, Rivera se mostró abierto a abrir un debate "serio" sobre una reforma constitucional y rechazó tajantemente cualquier posibilidad de acuerdo estable con aquellos que estén fuera de sus principios básicos.

Rivera dijo que solo la constitución de un gobierno que funcione puede garantizar el cambio expresado en las urnas por los ciudadanos y llamó la atención sobre la falta de diálogo y de propuestas de candidatura a pocos días de un debate de investidura.

Varios partidos políticos han pasado ya por el Palacio de la Zarzuela, y el viernes el monarca recibirá a los líderes de los tres más votados, PP, PSOE y Podemos.

Previsiblemente, el rey propondrá la investidura del actual presidente en funciones, Mariano Rajoy que, en caso de no conseguir apoyos suficientes, podría ceder el paso a un intento de Pedro Sánchez, el candidato del PSOE.

Hasta el momento ni PP ni PSOE han recabado apoyos suficientes para lograr una mayoría cómoda en un Congreso poco acostumbrado a la gran fragmentación que salió de las urnas el pasado 20 de diciembre.

Mientras que muchos dan por altamente improbable una reelección de Rajoy por la oposición frontal de los principales partidos de la oposición, algunos empiezan a dar como posible un hipotético gobierno liderado por Pedro Sánchez con el apoyo de algunas fuerzas de izquierdas, aunque el camino parece plagado de dificultades. (Información de Carlos Ruano, editado por Rodrigo de Miguel)