Algunos clientes de Monte Paschi retiran sus ahorros mientras cae en bolsa

miércoles 20 de enero de 2016 17:06 CET
 

Por Francesca Landini y Stefano Bernabei

MILÁN, 20 ene (Reuters) - Algunos clientes de Monte dei Paschi han retirado sus ahorros del banco italiano, dijo el consejero delegado el miércoles, mientras se enfrenta a una crisis sobre una gran cantidad de préstamos morosos que ha visto reducir a la mitad su capitalización bursátil este año.

Fabrizio Viola no dijo cuanto dinero ha sido retirado o cuando comenzó la pérdida de capitales, sin embargo dijo que la caída de los depósitos era "limitada" y que el banco podría hacer frente a ella mientras trataba de tranquilizar a los clientes e inversores.

Las acciones de bancos italianos han perdido un 20 por ciento este año mientras que los inversores, ya sacudido por el crecimiento económico mundial, han ido vendiendo un sector con baja rentabilidad y unos 200.000 millones de euros de los préstamos que tienen pocas probabilidades de ser reembolsados.

Monte Paschi - el tercer mayor banco italiano - es el que ha perdido más terreno, ya que se les percibe como el más vulnerable. Tiene el mayor nivel de morosidad en proporción de los activos y fue el banco con peor rendimiento en 2014 en las pruebas de estrés de la banca de la zona euro.

La entidad toscana, que cayó un 15 por ciento el lunes y un 14,4 por ciento el martes, estuvo suspendido varias veces en bolsa tras caer un 18,2 en la sesión del miércoles. La caída de MontePaschi arrastró a otros bancos italianos como Carige que se dejaba un 12.7 por ciento y Banco Popolare que caía más de un 6 por ciento.

"Por supuesto que los clientes recurren a nuestras sucursales locales están preocupados por lo que leen", dijo Viola.

"En la actualidad, el tamaño de los fondos perdidos de clientes que decidieron trasladar parte de sus ahorros a otros lugares es limitado y de todas formas por debajo de los niveles observados durante la crisis anterior el banco enfrentó en febrero de 2013, que fue superada con brillantez."

"Por el momento, el tamaño de los fondos perdidos por clientes que trasladaron parte de sus ahorros a otros lugares es limitado y de todas formas por debajo de los niveles observados durante la crisis anterior el banco enfrentó en febrero de 2013, que fue superado con brillantez.", añadió.

La crisis de 2013 a la que se refería fue un escándalo por pérdidas en operaciones sobre derivados que afectó al banco más antiguo del mundo, ya muy debilitado por la crisis de deuda de la zona euro. (Información adicional de Valentina Za and Danilo Masoni; Traducido por Victor Tuda)