Un mosquito transgénico, listo para sumarse a la lucha contra el virus Zika

miércoles 20 de enero de 2016 07:55 CET
 

Por Anthony Boadle

BRASILIA, 20 ene (Reuters) - Un mosquito modificado genéticamente ha ayudado a reducir la proliferación de mosquitos que propagan el Zika y otros virus peligrosos en Brasil, dijeron sus desarrolladores.

La variedad del mosquito Aedes aegypti fue desarrollada por Oxitec, la filial británica de la compañía estadounidense de biología sintética Intrexon. Los mosquitos machos son modificados para que su descendencia muera antes de que alcance la edad adulta y pueda reproducirse.

Oxitec, que produce los mosquitos en Campinas, anunció que construirá una segunda instalación en la cercana Piracicaba, en el estado de Sao Paulo, después de los buenos resultados logrados en el control de la población del vector Aedes, que también propaga el virus del dengue.

El virus Zika, detectado inicialmente en África en la década de 1940, era desconocido en América hasta el año pasado, cuando apareció en el noreste de Brasil. El virus se ha propagado rápidamente por América Latina.

Las autoridades sanitarias brasileñas han relacionado al brote del Zika con un aumento en la cantidad de bebés nacidos con cabezas anormalmente pequeñas, una condición neurológica llamada microcefalia.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos emitieron la semana pasada una advertencia de viajes dirigida a las mujeres embarazadas para que eviten 14 países y territorios en el Caribe y América Latina afectados por el virus.

En medio de la temporada de lluvias de Brasil, las autoridades luchan para enfrentarse al aumento estacional de la población del mosquito.

Oxitec dijo que su mosquito OX513A ha tenido éxito en la reducción de las larvas silvestres del Aedes en un 82 por ciento en un vecindario de Piracicaba, donde se liberaron 25 millones de insectos transgénicos entre abril y noviembre. Las autoridades registraron una fuerte caída en los casos de dengue en la zona. (Información de Anthony Boadle; Editado en Español por Ricardo Figueroa)