VW se enfrenta a multas más suaves en Europa que en EEUU por escándalo emisiones

sábado 9 de enero de 2016 13:08 CET
 

Por Barbara Lewis y Kirstin Ridley

BRUSELAS/LONDRES, 9 ene (Reuters) - Volkswagen probablemente no se enfrentará en Europa a multas tan elevadas como las que se barajan en Estados Unidos por el escándalo de sus emisiones debido a un régimen regulatorio más suave y la determinación de Alemania, su país de origen, de proteger su industria automotriz, dijeron fuentes de la UE y expertos legales.

El fabricante de automóviles se ha visto envuelto en una crisis desde el pasado septiembre, cuando admitió que había trucado las pruebas de emisiones de sus vehículos en Estados Unidos mediante un software conocido como "dispositivo de desactivación".

El Departamento de Justicia de EEUU ha presentado una demanda a la empresa alemana por 46.000 millones de dólares por supuestamente violar las leyes ambientales -aunque algunos expertos esperan que el acuerdo final sea mucho menor.

Otros países también han actuado -Brasil y Corea del Sur, por ejemplo, y han impuesto multas de más de 10 millones de dólares a VW por engañar con sus emisiones.

Aunque VW afirma que 8,5 millones de los 11 millones de vehículos vendidos en mundo con el software prohibido se encuentran en Europa, ninguna autoridad nacional europea ha impuesto sanciones hasta el momento.

Fuentes de la UE y abogados expertos informaron que sería una sorpresa que la marca de coches recibiera alguna multa importante de alguno de los países de la Unión Europea.

Volkswagen, el mayor fabricante de coches de Europa, da empleo a más de 750.000 personas en Alemania, y ha sido un símbolo de la ingeniería de la nación.

VW, Daimler y BMW, los tres grandes fabricantes de automóviles de Alemania, obtuvieron 413.000 millones de euros en beneficios en 2014, una cantidad mucho mayor que el presupuesto federal alemán, que se situó en unos 300.000 millones de euros. (Información adicional de Alissa de Carbonnel en Bruselas, Andreas Cremer, Ilona Wissenbach and Georgina Prodhan en Fráncfort. Traducido por Ana Vicario)