REPORTAJE ESPECIAL-Exdueño de circo, figura clave para llevar trabajadores temporales a EEUU

jueves 24 de diciembre de 2015 08:41 CET
 

Por Mica Rosenberg y Megan Twohey

COVINGTON, Virginia, 24 dic (Reuters) - Ya había pasado la medianoche cuando un autobús dejó a 20 trabajadores mexicanos cansados de viajar en las afueras de esta localidad de 6.000 habitantes.

Habían superado el proceso de migración y cruzado la frontera estadounidense después de pasar buena parte de tres días en la ruta para llegar a lo que sería su nuevo hogar durante los próximos seis meses: la feria itinerante llamada Cole Shows Amusement Company.

Sin importar cuántas horas trabajaran, cada uno de ellos ganaría 316.22 dólares semanales después de impuestos por ensamblar y desarmar las atracciones y hacer lo que fuera necesario para mantener la feria en funcionamiento.

Su nuevo jefe, R.C. Cole, los recibió mostrándoles los remolques con estrechos camarotes y sin ventanas en donde dormirían durante los próximos meses.

"¿Hay un foco aquí?", dijo Cole con su voz profunda, subiendo y bajando infructuosamente el interruptor en uno de los cuartos. "¿No?, tendremos que poner un foco nuevo aquí".

Cole puede encargarse de reparar esas cosas, pero él y otros 150 propietarios y concesionarios de ferias itinerantes en todo el país dependen de un especialista para encontrar trabajadores con visas que les permitan trabajar en Estados Unidos.

James Judkins, exdueño de un circo, conocedor de las necesidades de los shows itinerantes y que alguna vez fue malabarista, se ha convertido en el mayor proveedor de trabajadores mexicanos para esa industria de unos 500 millones de dólares anuales.

Él forma parte de un creciente grupo de operadores expertos en procurar visas y ayudar a empresas estadounidenses a encontrar mano de obra extranjera barata.   Continuación...