Sanlúcar de Barrameda, laboratorio de una nueva era de pactos en España

miércoles 16 de diciembre de 2015 12:37 CET
 

Por Julien Toyer

SANLÚCAR DE BARRAMEDA, Cádiz, 16 dic (Reuters) - La política local de esta pequeña ciudad andaluza conocida por sus carreras de caballos en la playa y su manzanilla ofrecen una muestra de las ambiciones de Ciudadanos, el partido que podría tener la llave de la política española en los próximos años.

Como socio minoritario en un ayuntamiento de izquierdas desde hace ocho años, Ciudadanos ha ayudado a conducir la agenda económica que defiende en su campaña nacional para las elecciones del 20 de diciembre: principalmente, poner al día una vieja y costosa burocracia.

La deuda de la ciudad se ha reducido en ocho años de 108 millones de euros a 62 millones. El número de funcionarios ha caído de 1.300 a 700. Y los concejales necesitan ahora el visto bueno del Ayuntamiento para cualquier gasto de más de 100 euros.

"Cuando llegamos, la situación municipal era un caos. La situación financiera era dramática", dijo Juan Marín, un empresario que lideró la primera campaña de Ciudadanos en Sanlúcar y fue teniente alcalde entre 2007 y 2015, cuando el partido formó coalición con el gobierno socialista local. "Los dos partidos entendimos la urgencia y trabajamos de manera eficiente".

Lo que pasa en Sanlúcar, una ciudad de 63.000 habitantes, podría no funcionar a nivel nacional. A diferencia de países vecinos como Italia o Grecia, España tiene poca experiencia en coaliciones o gobiernos de consenso.

Sin embargo, los sondeos de opinión muestran que Ciudadanos tendrá un resultado lo suficientemente bueno en las próximas elecciones generales del 20 de diciembre como para influir sobre cómo se gestiona España en un futuro.

El movimiento liberal, nacido hace diez años, saltó a la primera línea nacional este año en parte gracias a su telegénico y joven líder Albert Rivera. Se espera que sea el tercer partido en el Congreso tras las elecciones.

Esto implica que, dependiendo del resultado de los dos grandes partidos -el gobernante Partido Popular y PSOE, actualmente en la oposición-, Ciudadanos podría convertirse en la principal bisagra de un gobierno nacional de uno u otro.   Continuación...