26 de noviembre de 2015 / 12:35 / hace 2 años

Abengoa ya vale en bolsa menos de lo que iba a inyectar Gestamp por un 28%

Por Jose Elías Rodríguez

MADRID, 26 nov (Reuters) - El descenso a los infiernos de la endeudada Abengoa continuaba por segunda sesión consecutiva el jueves hasta el punto de que la inversión de 350 millones de euros que pretendía Gestamp para tener un 28 por ciento del grupo de ingeniería y renovables le daría hoy el control total de la sociedad

Pasado el mediodía, los títulos de clase B de Abengoa se despedían del Ibex-35 con un nuevo desplome del 24 por ciento y, tras haber perdido en la víspera un 54 por ciento, se intercambiaban por 0,318 euros.

Con los títulos de clase A, que bajaban un 22 por ciento a 0,426 euros, la capitalización bursátil de la empresa superaba ligeramente los 300 millones de euros a las 1331 hora local.

Abengoa, con un balance anegado en deuda y muy necesitada de efectivo, se vio forzada el miércoles a anunciar que se acogería al preconcurso de acreedores después de que Gonvarri- filial de Gestamp- retirase su propuesta de acuerdo por la negativa de los banco a insuflar nueva liquidez al grupo.

La filial del conglomerado industrial vasco buscaba, a cambio de inyectar dinero fresco, que los bancos activasen líneas de crédito por 1.500 millones de euros y se paralizase el programa de desinversiones de Abengoa.

El anuncio de preconcurso provocó también que los bonos colocados por distintas sociedades de Abengoa se desangrasen en los mercados internacionales y que los costes de aseguramiento de deuda se disparasen hasta niveles insostenibles.

Fitch rebajó la calificación de deuda a CC, una categoría reservada sólo para bonos altamente especulativos, advirtiendo sobre los flujos de caja negativos del tercer trimestre.

Entretanto, la ISDA, una patronal internacional de swaps y derivados, se reúne hoy en Londres para estudiar la situación, mientras Abengoa ha instado a sus bonistas a organizarse a través de una comisión de cara a próxima reunión con las distintas emisoras de deuda del grupo.

Dentro de la espiral de acontecimientos, Abengoa Yield anunció anoche la marcha de su consejero delegado Javier Gairoz tras apenas seis meses en el cargo, y será el propio consejero delegado de Abengoa, Santiago Seage, el que también asuma las riendas ejecutivas de la filial estadounidense de alta rentabilidad.

La delicada situación del grupo controlado por la influyente familia sevillana Benjumea ha provocado también sacudidas más allá de los mercados de bonos y acciones, con muestras de inquietud de responsables políticos y sindicales en España, donde el grupo emplea a casi 7.000 personas de una plantilla global de 24.000 trabajadores.

"El Gobierno está muy atento, siguiendo los pasos que se están dando", dijo esta mañana el ministro de Industria, José Manuel Soria en la televisión pública española.

Con una deuda bruta declarada de 8.900 millones de euros pero con un pasivo global sensiblemente superior, si Abengoa no alcanza un acuerdo en los próximos cuatro meses, la compañía con casi tres cuartos de siglo de antiguedad entraría en el mayor concurso de acreedores de la historia española. (Información adicional de Robert Smith, Helen Bartholomew y Andrés González, editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below