Airbnb gasta 7,2 mln eur para presionar ante una votación en San Francisco

lunes 2 de noviembre de 2015 13:21 CET
 

Por Heather Somerville

SAN FRANCISCO, 2 nov (Reuters) - Airbnb ha gastado más de 8 millones de dólares (unos 7,2 millones de euros) en un operativo político para frustrar la iniciativa que se votará el martes en San Francisco y podría poner en peligro el crecimiento de una de las más valiosas compañías de tecnología global.

La Propuesta F, que podría limitar los alquileres a corto plazo, fue presentada por los partidarios de viviendas asequibles, hartos de que se utilice el excedente de alojamientos como alquileres para turistas, mientras que los residentes se tienen que enfrentar a subidas de los alquileres y a desalojos.

Para Airbnb, un fracaso en San Francisco, su ciudad de origen, podría verse como un golpe simbólico. La introducción de medidas similares en otros lugares podría además provocar que la compañía deba hacer frente a serias consecuencias financieras.

Está en juego su capacidad para continuar sumando alquileres a la misma velocidad que hasta ahora, aumentar los beneficios y mantener su valor de 25.500 millones de dólares, que está bajo mayor escrutinio a medida que se acerca una posible salida a bolsa.

Airbnb parece que está ganando. Un sondeo realizado entre el 25 y 27 de octubre reveló que el 55 por ciento de los encuestados planean votar contra esta medida, que podría restringir los alquileres a corto plazo, hasta las 75 pernoctaciones al año y daría a los vecinos más poder para demandar a dueños de viviendas en alquiler.

La encuesta ha sido realizada por la compañía de investigación David Binder para la plataforma del "No a la campaña F", creada por Airbnb.

Airbnb utilizó esta batalla para elaborar una estrategia a seguir para otros desafíos políticos, dijo Chris Lehane, su responsable de política global.

"Esto nos aclarará no sólo cómo trabajamos en San Francisco, sino en todo el mundo", dijo Lehane, estratega político que gestionó los escándalos durante la administración Clinton.

En San Francisco, Airbnb ha gastado cerca de 2 millones de dólares en una campaña que reunió a 400 voluntarios para ir puerta por puerta.

La Propuesta F por sí sola no tendría un efecto significativo sobre el crecimiento de Airbnb. En San Francisco existen cerca de 5.000 alquileres de la compañía, mientras que en Nueva York o París hay 2.000 y 60.000, respectivamente. (Traducido por Ana Vicario)