1 de noviembre de 2015 / 17:34 / en 2 años

El avión ruso podría haberse partido en el aire, según un oficial

*

Por Lin Noueihed y Ahmed Aboulenein y Alexander Winning

El CAIRO/MOSCÚ, 1 nov (Reuters) - El avión ruso que se estrelló en la península del Sinaí en Egipto se partió en el aire, dijo el domingo un responsable de la agencia de aviación civil con sede en Moscú tras visitar el lugar del desastre, aunque subrayó que era demasiado pronto para sacar conclusiones.

Las autoridades rusas también ordenaron a la línea aérea Kogalymavia, operadora del Airbus A321 que se estrelló el sábado causando la muerte de 224 personas, que no permitiera volar a sus aeronaves del mismo modelo hasta que se conozcan las causas del siniestro.

El avión, que Kogalymavia operaba bajo la marca Metrojet, trasladaba turistas desde el centro turístico de Sharm el Sheij, en el mar Rojo, hasta San Petersburgo, cuando se estrelló en una zona montañosa del centro del Sinaí poco después de desaparecer de los radares cuando iba en altitud de crucero.

“La destrucción ocurrió en el aire, y los fragmentos quedaron esparcidos en una gran zona de unos 20 kilómetros cuadrados”, dijo Viktor Sorochenko, director del Comité Intergubernamental de Aviación. Sin embargo, pidió no sacar conclusiones de esta información.

“Es muy pronto para hablar sobre conclusiones”, dijo en la televisión rusa desde El Cairo.

Analistas egipcios comenzaron a examinar los contenidos de las grabaciones de las dos cajas negras recuperadas aunque el proceso, según una fuente de aviación civil, podría llevar días. Sin embargo, el ministro ruso de Transportes, Maxim Sokolov, dijo a la televisión Russia 24 que su trabajo aún no había comenzado.

MESES DE INVESTIGACIONES

Un grupo extremista afiliado al Estado Islámico en Egipto, Provincia del Sinaí, dijo en un comunicado que había derribado el avión “en respuesta a los ataques aéreos rusos que mataron a cientos de musulmanes en territorio sirio”, pero Sokolov dijo a la agencia de noticias Interfax que la atribución “no puede considerarse fiable”.

El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, dijo que se podrían tardar meses en establecer la verdad tras el accidente, aunque su país estaba cooperando con Rusia en las investigaciones.

Los restos fueron hallados en un área aislada y rocosa.

Los equipos de rescate colocaron las coloridas maletas de los pasajeros en una pila. Una sandalia infantil rosa decorada con flores blancas yacía entre los restos, como recordatorio de los 17 niños que murieron cuando volvían a casa de sus vacaciones.

Algunas partes estaban ennegrecidas y carbonizadas, con una sección formando un montón de metal retorcido, aunque el logo azul de Metrojet todavía era visible en la cola.

Mientras los investigadores rusos se movían despacio por la zona, helicópteros militares egipcios sobrevolaban, peinando el área en busca de restos - o cadáveres - aún no encontrados.

MORGUE

Al menos 163 cadáveres ya han sido recuperados y transportados a varios hospitales, además de a la morgue de Zeinhom en El Cairo, según un comunicado del gabinete.

Entre los pasajeros había 214 rusos, al menos tres ucranianos y un bielorruso. La mayoría volvían del mar Rojo, un destino popular entre los rusos que buscan el sol.

El regulador ruso de transportes dijo en un comunicado que dejaría a los Airbus A321 de Kogalymavia en tierra hasta que se aclaren las razones del siniestro.

Los fiscales rusos de transporte ya han examinado la calidad del combustible usado por la aerolínea y dicen que cumplía los requerimientos necesarios, según la agencia estatal rusa RIA.

La tripulación también había pasado revisiones médicas recientemente y no se había detectado ningún problema, dijo Interfax.

Expertos de Airbus han empezado a llegar a Egipto para ayudar en las investigaciones.

BÚSQUEDAS

Los servicios de emergencias y los especialistas en aviación comenzaron la búsqueda en el lugar del accidente, en la que 100 trabajadores de emergencia trataban de ayudar a recuperar cadáveres y reunir pruebas.

Rusia, aliada del presidente sirio, Bashar al Asad, lanzó ataques aéreos contra grupos de oposición sirios, incluido el Estado Islámico, el 30 de septiembre.

El Estado Islámico, grupo islamista que controla grandes franjas de Irak y Siria, ha llamado a la guerra santa contra Rusia y Estados Unidos en respuesta a los ataques contra sus combatientes en Siria.

El Sinaí es escenario de un movimiento insurgente extremista cercano al Estado Islámico, en el que han muerto cientos de policías y soldados egipcios.

No se cree que los extremistas que operan en la zona tengan misiles capaces de derribar un avión a 30.000 pies. Las autoridades dicen que no hay pruebas que sugieran que una bomba haya derribado el avión.

Dos de las mayores aerolíneas de Europa, Lufthansa y Air France-KLM, han comunicado que no volarán sobre el Sinaí mientras esperan una explicación de la causa del accidente.

Otras tres aerolíneas basadas en Emiratos Árabes Unidos - Emirates, Air Arabia y flydubai - anunciaron el domingo que iban a redirigir sus vuelos para evitar sobrevolar el Sinaí. (Información adicional de Abdel Nasser Abou ElFadl, Omar Fahmy y Eric Knecht en El Cairo y Nadia Saleem en Dubai; Escrito por Lin Noueihed; Traducido por Raquel Castillo en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below